X
SANTA CRUZ >

“Un objetivo irrenunciable es generar un urbanismo participado”

   

José Ángel Martín, concejal de Planificación Territorial, Gerencia Municipal de Urbanismo y Sanidad. | JAVIER GANIVET

NANA GARCÍA | Santa Cruz de Tenerife

El nuevo concejal delegado en materia de Planificación Territorial, Gerencia Municipal de Urbanismo y Sanidad, José Ángel Martín Bethencourt (PSOE), está decidido a “reorganizar el caos” que ha heredado de la Corporación anterior desde la transparencia, y asegura que hará política intentando “pacificar, no desde una posición de predicador”, sino desde el plano de la igualdad. Sin embargo, no hay que olvidar que como portavoz del PSOE en la oposición durante el último mandato, fue una de las voces más críticas con la labor de sus predecesores, a los que incluso llegó a denunciar.

-¿Cómo explica que uno de los concejales más críticos con la gestión urbanística del anterior mandato se ponga ahora al frente de esta área?

“Se explica precisamente por la oposición que se ha llevado en los últimos seis años. Si desde la oposición detectamos los problemas, los conocemos y sabemos afrontarlos, lo lógico es, una vez que se llega a un pacto de gobierno donde hay un acuerdo de unas líneas de trabajo entre CC y PSOE, que quien ha defendido las líneas básicas del urbanismo en esta ciudad se ponga al frente para dar credibilidad a que se van a hacer las cosas bien”.

-¿Cómo puede dar un plazo de cuatro meses para la revisión del Plan General de Ordenación? ¿Cree el PSOE que el silencio administrativo es incompatible con una nueva modificación una vez esté aprobado por la Cotmac?

“El compromiso es rectificar el plan, especialmente aquellos aspectos que han supuesto una polémica importante en los últimos años en Santa Cruz y que han sufrido una durísima contestación social. La modificación puede ser muy profunda o menos profunda atendiendo a lo que nos encontremos realmente en la necesidad de hacer. No mido tiempos ni situaciones, solo digo que hay que modificar y pacificar el PGO y para eso necesitaremos todo aquello que sea necesario para conseguirlo”.

-¿Y cuáles son esos aspectos?

“Primero y trascendental, el fuera de ordenación. De hecho, te puedo dar la primicia de que, aunque ya se estaba trabajando en la etapa anterior, la primera instrucción que he dado en la Gerencia es que se pongan todos los medios que tenemos en trabajar en ello. No hemos perdido ni un solo segundo porque es una de esas cuestiones que supusieron una auténtica guerra en la ciudad y que nos marcamos como objetivo irrenunciable para poder aprobar este PGO”.

-Cuando habla de que va a solucionarlo con rapidez, ¿se refiere al Ayuntamiento o al Parlamento?

“Paralelamente se van a alcanzar las soluciones. Las modificaciones legislativas autonómicas o nacionales pueden tardar más o menos tiempo. Si nosotros damos las garantías en el propio plan general, lo vecinos van a sentirse mucho más seguros y yo también”.

El edil del PSOE afronta un reto complicado en su nuevo cargo. | JAVIER GANIVET

-¿Se han reunido con el equipo redactor del PGO?

“Hasta el momento no. Solo me he reunido con los técnicos de la Gerencia que son mis asesores directos y los que marcamos la línea política a la hora de ver qué queremos modificar del plan”.

-¿Tienen intención de hacerlo?

“Por supuesto. En algún momento, pero primero tenemos nosotros que tener claro qué es lo que queremos hacer y después todos los que tengan que intervenir intervendrán. Pero insisto, la línea política de lo que se quiere hacer la marca la Gerencia municipal y el equipo de gobierno”.

-¿Cuál es esta línea política en relación con un documento ya revisado y modificado en muchas ocasiones antes de ir a la Cotmac?

“Parece que no está tan pulido cuando sigue teniendo el mismo grado de contestación social. ¿Cómo lo medimos objetivamente? Hay 14.000 alegaciones presentadas en la última información pública a la que fue sometido hace unos meses. Esas alegaciones no se han atendido ni incorporado en el plan y algunas, por lógicas, se pueden atender. Habrá que empezar a trabajar también en pulir el documento atendiendo a las demandas de los vecinos”.

-¿Piensan sentarse a hablar con los representantes vecinales de cada barrio?

“Pero de manera general. Todas las decisiones que tomemos desde Urbanismo, saliendo del plan general, tienen que ser conocidas y participadas por los vecinos. Estamos trabajando en una serie de medidas para mejorar la transparencia de la Gerencia de Urbanismo. El vecino tiene que conocer qué hace la gerencia, algo que ahora, con las nuevas tecnologías el acceso a esa información es bastante sencillo. Lo ideal, si realmente queremos la participación ciudadana, es que no se presente el documento a los vecinos, sino que se les pregunte cómo ven su zona y cómo quieren hacerlo, y después redactar el documento filtrando esas observaciones, evidentemente, atendiendo a los técnicos, juristas, etc. Esa es la verdadera participación ciudadana. Desde luego, un objetivo irrenunciable es llegar a que esta Gerencia municipal genere un urbanismo participado”.

-El Plan Especial del Puerto, el proyecto de Las Teresitas y el mamotreto son cuestiones de este Plan General. ¿Les dará solución?

“Nuestro objetivo es hacer las cosas deprisa pero bien, precisamente, para no perjudicar a la ciudad de Santa Cruz. Un Plan Especial como el del Puerto es para nosotros absolutamente trascendental. En cuanto a la ordenación de Las Teresitas, incluido el mamotreto, es una de las modificaciones básicas en este documento. Intentar ejecutar todas esas sentencias que ya conocemos, saliendo además de la pasividad en la que está sumida el Ayuntamiento de Santa Cruz. Activemos las herramientas, primero dialogadas, para intentar conseguir acuerdos y si no se puede, las que tengamos y que nos permita el Ordenamiento Jurídico para sacar esos asuntos para adelante y que no sigan enquistados”.

-Derribar el mamotreto, por ejemplo, no es tan fácil…

“A nadie se le escapa que hay que derribarlo porque es una construcción ilegal. Otra cosa es que tengamos que definir cómo lo hacemos. La administración no va todo lo rápido que a mí me gustaría que fuera. El objetivo lo tenemos claro, el camino es el que todavía estamos analizando con los técnicos y será el que dé más seguridad y legalidad a la ciudad”.