X
VENEZUELA >

Un periódico de Miami asegura que Hugo Chávez se encuentra en ‘estado crítico’

   

AGENCIAS | MIAMI

El diario cubanoamericano El Nuevo Herald de Miami ha insistido desde la noche del viernes en afirmar que el presidente venezolano, Hugo Chávez, se encuentran al borde de la muerte en La Habana donde fue intervenido quirúrgicamente días atrás.

El Nuevo Herald dice que fuentes de inteligencia estadounidense, aunque no identifica cuáles, aseguran que el mandatario, venezolano se encuentra internado en un hospital de La Habana y estaría atravesando por un “cuadro clínico crítico”.

Según el citado diario, “las fuentes, que hablaron bajo condición de anonimato, dijeron que no podían confirmar versiones de que el mandatario venezolano está siendo tratado de un cáncer de la próstata, versión que está siendo susurrada con cada vez más frecuencia en las altas esferas venezolanas”.

Sin embargo, aseguraron que “el estado de salud del mandatario venezolano, quien fue intervenido quirúrgicamente hace dos semanas en La Habana, se encuentra en un estado crítico; no grave, pero sí crítico, complicado”, indicó una de las fuentes consultadas por El Nuevo Herald, cuya identidad, aseguró el rotativo, “no puede ser revelada debido a la sensible ubicación en la que se encuentra”.

El matutino asegura que las fuentes de la inteligencia estadounidense y que han estado siguiendo de cerca la situación en Caracas confirmaron que la hija de Chávez, Rosinés, conjuntamente con su madre, Marisabel Rodríguez, salieron de Venezuela misteriosamente con rumbo a Cuba en un avión de la Fuerza Aérea.

“A Marisabel y a su hija las sacaron de urgencia. Eso fue hace 72 horas” asegura el rotativo, cuyo reportaje es firmado por un periodista venezolano suyo basado en Miami.

El hermetismo sobre el estado de salud del mandatario y su larga ausencia han acentuando la incertidumbre sobre el verdadero estado físico del mandatario, dijo El Nuevo Herald en su página web.

Según los gobiernos venezolano y cubano, Chávez habría sido operado de un absceso pélvico el 10 de junio en La Habana, donde se encontraba de visita oficial. Desde entonces, los rumores sobre su estado de salud no cesan en Venezuela, debido a la ausencia absoluta de informes médicos y al mutismo de Chávez, quien normalmente es un presidente hiperactivo y mediático, según El Nuevo Herald.

No obstante, Hugo Chávez amaneció ayer, en apariencia, repuesto. Tras 12 días de silencio, el presidente venezolano reapareció a través de la red social Twitter. “Buen dia mis candangueros! Hoy es dia mi Ejercito y el sol amanecio brillante! Vaya un gigantesco abrazo a mis soldados y a mi pueblo amado! [sic]“, escribió Chávez a primeras horas de la mañana de este viernes (hora local, cinco horas más en Canarias) en su cuenta @chavezcandanga. Y de inmediato en su timeline llovieron los retuits; algunos con bendiciones, deseando su pronto regreso.

Chávez ha estado fuera de Venezuela desde el 5 de junio, cuando comenzó una gira por Brasil, Ecuador y Cuba. El día 8 aterrizó en La Habana. Y el 10 por la noche apareció el canciller Nicolás Maduro en la televisión nacional para anunciar, sin ofrecer mayores detalles, que el presidente-comandante había sido intervenido esa misma tarde a causa de un “absceso pélvico”. No ha habido más partes médicos oficiales desde entonces y la fecha de regreso de Chávez aún es incierta.

“No sabemos todavía exactamente cuándo regresará. Hay que esperar la evaluación de los médicos, pero en pocos días, 10 días, 12 días, el presidente estará por acá”, dijo el miércoles Adán Chávez, hermano mayor del mandatario venezolano y gobernador del Estado llanero de Barinas. “Anoche llegué de La Habana y el presidente, como se ha informado oficialmente, se está recuperando satisfactoriamente; puedo dar fe de ello porque vengo llegando de allá”, agregó.

Así había sido la comunicación de Chávez con los venezolanos, durante las últimas dos semanas y hasta ayer: a través de terceros, de ministros, de funcionarios del partido, que decían haberlo visto de buen semblante. La última vez que los venezolanos escucharon a Chávez en directo fue el 12 de junio, cuando el canal de noticias oficial Telesur retransmitió una llamada telefónica desde Cuba. “La operación ha sido muy exitosa (…) Se han hecho biopsias, estudios, microbiología en distintos laboratorios, no hay ninguna señal maligna allí. Era un absceso y con la buena suerte de que no hubo infección. A mí nunca me dio fiebre, y esa una de las razones por las que no se sabía que yo tenía eso”, dijo la voz de Chávez desde el otro lado del teléfono.

La palabra biopsia, el silencio oficial, la larga ausencia, han desatado en Venezuela toda clase de especulaciones acerca del verdadero estado de salud del presidente. Que sufre de cáncer, que quiso hacerse una liposucción y se complicó con una infección, que padece diverticulitis, que casi muere de una peritonitis. Cada día que pasa comienza a correr un nuevo rumor y con cada rumor, un nuevo diagnóstico.

Gobernando a distancia

Hasta que el regreso se produzca, Chávez gobierna desde la distancia. El 14 de junio pasado, la mayoría oficialista en el Parlamento autorizó al presidente para que ejerza todas sus funciones ejecutivas desde La Habana, por el tiempo que sea necesario y mientras se recupera su salud. “El presidente de la República está plenamente autorizado para mantenerse en la República de Cuba, como consecuencia de la situación de salud sobrevenida, hasta que se encuentre en condiciones de retornar a la República Bolivariana de Venezuela”, se lee en el acuerdo aprobado ese día por la Asamblea Nacional.

De esta forma, el oficialismo le salió al paso a las críticas de los partidos oposición, que exigían que fuese declarada la “falta temporal” del presidente, tal y como lo señala el artículo 234 de la Constitución venezolana. En ese caso, el vicepresidente ejecutivo, Elías Jaua, debía tomar las riendas del Gobierno hasta tanto Chávez estuviese de vuelta.

Pero el mismo Chávez, desde el principio de su convalecencia, negó la posibilidad de ceder la banda presidencial. “Yo estoy en plenas facultades. Créanme ustedes que si yo me sintiera con las capacidades disminuidas para ejercer el Gobierno, yo sería el primero en tomar una decisión”, dijo el presidente venezolano el 12 de junio a través de Telesur. Por el contrario, la petición de los partidos opositores fue publicitada por el Gobierno como una estrategia para generar un “vacío de poder” similar al que derrocó a Chávez de la Presidencia durante 48 horas el 11 de abril de 2002. Es por eso que, ante las dudas, el poder de Chávez no se delega.