X
LUCHA CANARIA >

Una visión de futuro

   

LUIS DE LA CRUZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Muchos son los asuntos que están en el alero para el próximo ejercicio. Uno de ellos es la puesta en marcha de la Quiniela Canaria de Lucha. Para ello hay que sacar adelante una serie de competiciones sólidas y que sean atractivas para los aficionados.

La intención es que esas competiciones mantegan el interés de los seguidores a este deporte en todas las islas y que a nivel regional no existan diferencias abismales entre los equipos.

La idea es sacar adelante una Primera Categoría con dos velocidades: una donde estén los conjuntos de élite; es decir, los mejores de Canarias. Para ello se les puede dotar de una mayor puntuación para que no se queden tan al descubierto como está temporada porque con un puntal y un Destacado A se han encarecido muchísimo los fichajes de los Destacados B, C y los luchadores libres.

Hay algunos conjuntos que abogan por contar con un puntal B y un C juntos como ocurrió hace dos temporadas, mientras que los que cuenten con puntales A tengan la posibilidad de tener más Destacados A para equilibrar las plantillas y no se note tanto la ausencia de los puntales cuando se lesionen.

Lanzarote y La Palma

En estas dos islas, la lucha no atraviesa por un buen momento. Leandro Morales quiere subir un poco más el número de puntos para las competiciones insulares e intentar que todos los clubes participen en la misma categoría. Por su parte, algunos clubes conejeros están contentos con la puntuación actual porque entienden que salir a competir con puntales regionales se le puede salir de sus posibilidades un presupuesto que cada vez es más reducido porque han bajado de manera considerable los ingresos por la bajada de la construcción y el sector servicio en la isla de Los Volcanes, que durante muchos años fue la gallina de los huevos de oro de la lucha en nuestro Archipiélago.

En La Palma, la situación es diferente porque algunos conjuntos están con la soga al cuello porque salir en Primera les ha salido muy caro y no llegan los ingresos extras prometidos de la Quiniela Canaria de la lucha, que sigue siendo sólo una ilusión de la Federación Canaria.

La sanción del Fuentesanta deja a esta isla con muy pocos equipos: Candelaria de Mirca, Tijarafe, Aridane y Las Manchas son los únicos equipos que parecen resistir la crisis en la Isla Bonita. De todas maneras, dos de estos cuatro equipos pueden desistir de salir en una competición de estas características.

De todas maneras, con cuatro escuadras tan solo necesitan de un respiro interinsular o una Liga Nacional más solida para tener actividad garantizada durante toda la temporada.

En función de estos parámetros y analizando la situación de cada una de las islas se debe confeccionar una clasificación que tenga pies y cabeza.