X
DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN >

Zapatero anuncia que se protegerán a las familias que afronten ejecuciones hipotecarias

   

José Luis Rodríguez Zapatero durante el debate sobre el Estado de la Nación. | EFE

EUROPA PRESS/EFE | Madrid

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció en el Debate sobre el Estado de la Nación que en las próximas semanas se aprobarán nuevas medidas de protección para las personas sujetas a procedimientos de ejecución hipotecaria por la imposibilidad de atender a sus compromisos.

El líder del Ejecutivo ha afirmado que estas medidas de protección “serán compatibles con los imperativos de seguridad jurídica y de solvencia de las entidades prestatarias”.

Zapatero sostuvo que el Gobierno es consciente de la coyuntura “especialmente difícil” a la que se enfrentan las familias que pierden su vivienda y siguen debiendo dinero al banco porque su valor no es suficiente para cubrir lo que resta de hipoteca.

En este sentido, aclaró que por ello en abril de 2010 se aumentó la cantidad mínima de ingresos de las familias que no puede ser embargada. “Pero vamos a hacer un nuevo esfuerzo en este sentido”, enfatizó el presidente del Gobierno en el Congreso.

Zapatero subrayó que se va a completar el proceso de reformas con nuevas iniciativas que responden a compromisos ya asumidos y que, entre otras cosas, supondrán una nueva regulación del silencio administrativo para convertirlo en positivo en un buen número de procedimientos.

Asimismo, se incluirán medidas de protección para los sometidos a ejecución hipotecaria, normas para incrementar la seguridad jurídica en el tráfico inmobiliario, y nuevas medidas a favor de los emprendedores y para aliviar la morosidad que padecen, especialmente, pymes y autónomos ante las entidades locales.

[apunte]

Las propuestas del 15-M deben ser objeto de respeto y que no son una “patología” del sistema

El presidente del Gobierno aseguró que las propuestas del Movimiento 15-M deben ser objeto de “respeto”, ya que, a su entender, los gobernantes tienen la “permanente obligación de dar respuesta a las inquietudes sociales”. Según ha añadido, esas iniciativas de los ‘indignados’ “reivindican en el fondo el valor de la política” y “forman parte de la fisiología y no de la patología” del modelo de convivencia. De esta forma, el jefe del Ejecutivo ha querido lanzar un guiño a los ‘indignados’ que precisamente este miércoles y jueves tienen previsto celebrar un debate alternativo sobre el Estado de la Nación en la Puerta del Sol.

En su intervención, Zapatero ha afirmado que “la inquietud y el malestar generado por la crisis” ha provocado que desde algunos sectores sociales se dirija, en los últimos tiempos, “una mirada exigente” al sistema político, “reclamando del mismo ejemplaridad y respuestas justas”. En su opinión, este sentimiento “también forma parte del Estado de la Nación”.

El presidente del Gobierno ha señalado que, “salvo expresiones minoritarias de intimidación y coacción, condenables e inaceptables”, lo que ha ocurrido en las últimas semanas en las calles “son manifestaciones, protestas y demandas realizadas al amparo de derechos democráticos”. “Forman parte de la fisiología y no de la patología de nuestro modelo de convivencia -ha enfatizado-. Y reivindican en el fondo el valor de la política”. Zapatero ha admitido que se puede “discrepar” de esas propuestas del Movimiento 15-M y que, de hecho, él lo hace “con no pocas” de esas iniciativas que se defienden en esos encuentros. Sin embargo, deben ser “objeto de respeto”. Es más, ha agregado que esas propuestas “son de interés” para los gobernantes democráticos porque estos “tienen la obligación de dar respuesta a las inquietudes sociales”, “con humildad”, tanto a las que se formulan a través de esos cauces como a las que se expresan por otras vías de los ciudadanos. “Y más en estos tiempos en que la crisis arroja sobre nosotros tantos interrograntes”, ha exclamado.

“Si hay democracia, hay cambio”

En su discurso, Zapatero ha recordado que la democracia representativa está “asociada a mayores cotas de libertad y bienestar colectivo que los seres humanos hayan conocido nunca” y ha añadido que la historia reciente de los últimos 30 años es “un buen testimonio de ello”, dado que el sistema democrático es “permeable como ningún otro a las demandas y reivindicaciones de los ciudadanos”. “Si hay democracia, hay cambio, hay respuesta a los cambios político y sociales”, ha señalado el jefe del Ejecutivo, para subrayar que desde que llegó al Gobierno en 2004 ha procurado promover mejoras democráticas.

En este contexto, ha indicado que en este período se han producido “avances”, como ha ocurrido, en su opinión, en materia de derechos cívicos y sociales para “eliminar discriminaciones” y “ampliar el espacio de libertades individuales”. También ha destacado cómo se ha tratado de “facilitar el control del poder”, tanto por el Parlamento como por los medios de comunicación social, “reforzando la independencia de los públicos y garantizando la pluralidad en los privados”. Y respondiendo a la demandas de las comunidades autónomas, ha proseguido, se ha propiciado la culminación de la distribución territorial y el reconocimiento de la “gran diversidad” de España, con el “apoyo y respeto a todas las lenguas”. “Avanzar en el desarrollo de los derechos de los ciudadanos es uno de los grandes elementos de legitimación material de las instituciones democráticas”, ha dicho, para recalcar que “garantizar el funcionamiento de esas instituciones es también fundamental”.
[/apunte]

El presidente del Ejecutivo, antes de subir a la tribuna de oradores. | EFE

Medidas para controlar el gasto de las Comunidades Autónomas

Rodríguez Zapatero, ha adelantado que el Ejecutivo propondrá, en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del próximo mes de julio, la aprobación de una regla de gasto en las comunidades autónomas similar a la que se va a aprobar en el Estado y las corporaciones locales.

Así lo ha avanzado Zapatero durante su primera intervención en el Debate sobre el estado de la Nación, donde ha dicho que el Gobierno remitirá la norma de gasto del Estado y las corporaciones locales al Congreso en “las próximas semanas”.

Zapatero ha explicado que el objetivo de reducción del déficit público al 6% en 2011 es “muy exigente” y obliga a un “esfuerzo compartido” entre el conjunto de las administraciones. “Para lograrlo, es imprescindible, por tanto, el compromiso de todos y, particularmente, el de las comunidades autónomas”, ha señalado Zapatero, quien ha pedido “colaboración leal” y un “intenso” ejercicio de responsabilidad fiscal.

Además, el jefe del Ejecutivo, que ha admitido que la información del primer trimestre sobre algunas comunidades indica existencia de “incertidumbres” y obliga una “aplicación estricta” de la senda trazada para reducir el déficit, ha asegurado que se seguirá trabajando “conjuntamente” para incrementar la calidad de la información presupuestaria disponible.

El PIB crecerá por encima del 1,5% interanual en el cuarto trimestre

José Luis Rodríguez Zapatero, ha adelantado que el PIB crecerá por encima del 1,5% interanual en el cuarto trimestre de este año.

Zapatero indicó que la economía española ya ha encadenado cinco trimestres consecutivos de crecimiento, aunque admitió que se trata de una recuperación “gradual y lenta”, que se irá acelerando a partir de la segunda mitad de 2011.

“Esta recuperación es, todavía hoy, demasiado lenta para producir la creación neta de empleo. Y lo diré una vez más, mientras ésta no se produzca, no podremos dar por superada la crisis”, subrayó.

Zapatero 22M

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afronta su último debate sobre el estado de la nacion.| EFE

No se adelantan las elecciones ya que el gobierno tiene “tarea suficiente para los meses que quedan por delante”

El presidente del Gobierno ha proclamado que el Ejecutivo “se propone culminar su proceso de reformas en la última parte de la Legislatura” para hacer frente a la crisis económica, una tarea que considera “suficiente para los meses que quedan por delante”. Tras explicar las medidas adoptadas en el último año, Zapatero ha asegurado que el Gobierno pretende culminar las reformas en el tiempo que queda de Legislatura, lo cual, según ha señalado, “demanda una triple tarea”, que es dar luz verde a las iniciativas que aún están pendientes, desarrollar algunas ya aprobadas, además de poner en marcha “nuevas iniciativas que responden a los compromisos ya asumidos”.

El jefe del Ejecutivo ha apuntado que son 36 los proyectos de ley que aún están pendientes de aprobación en las Cortes Generales, y ha citado algunas de ellas como la reforma de las pensiones, la reordenación de la Inspección de Trabajo, las leyes de Igualdad de Trato y de Muerte Digna, la integración del REASS en el Régimen General de la Seguridad Social o un paquete de medidas para modernizar la Justicia, entre otras.

Para Zapatero, es indispensable también, en los meses que restan de Legislatura, desarrollar medidas que ya están aprobadas, como las políticas activas de empleo, en las que ha recordado la necesaria “colaboración de las comunidades autónomas y los interlocutores sociales”, la referente a la Formación Profesional, la reforma de AENA o el nuevo régimen de juego.

Nuevas medidas por los compromisos asumidos

Con el objetivo de culminar el proceso de reformas, el presidente del Gobierno ha puesto sobre la mesa “nuevas iniciativas que responden a los compromisos ya asumidos”.

Así, ha destacado una “regulación del silencio administrativo para convertirlo en positivo en un buen número de procedimientos, medidas de protección para los sometidos a ejecución hipotecaria, normas para incrementar la seguridad jurídica en el tráfico inmobiliario o medidas en favor de los emprendedores y para aliviar la morosidad que padecen, especialmente, pymes y autónomos ante las entidades locales”.

En su opinión, todas estas iniciativas que quedan por aprobar o desarrollar conforman un “programa de trabajo intenso”, no sólo para el Gobierno, sino también para el Congreso de los Diputados y el Senado. “Es, así, tarea suficiente para los meses que nos quedan por delante”, ha concluido.

“Velará” por el “cumplimiento” de la Ley en los ayuntamientos

Rodríguez Zapatero, ha asegurado que mantendrá la lucha contra ETA y “velará por el respeto a todos los derechos fundamentales” de los ciudadanos sus representantes en las instituciones y también velará “por el cumplimiento estricto de la Ley en todos los ayuntamientos”, en alusión a la estrategia de algunos alcaldes de Bildu. Además, “lamentó” las “críticas” a las resoluciones del Tribunal Constitucional y al retraso “excesivo e inadmisible” en la renovación de los magistrados del TC cuyo mandato ya ha caducado.

Zapatero dedicó cuatro párrafos de su discurso sobre el estado de la nación, mayoritariamente económico, a estos asuntos. En este sentido, el jefe del Ejecutivo precisó que el Gobierno “ha mantenido su estrategia de lucha contra el terrorismo” y dijo que lo seguirá haciendo de acuerdo con la Constitución y las leyes y también “con las respectivas decisiones de los tribunales en aplicación de ambas”.

El presidente no citó expresamente la legalización de Bildu por el Tribunal Constitucional, ni las primeras actuaciones de la coalición en los ayuntamientos donde gobierna en el País Vasco y Navarra. Sin embargo, la cita estaba implícita en la aseveración de que el Gobierno “velará por el respeto a todos los derechos fundamentales de los ciudadanos y de sus representantes en las instituciones democráticas”.

Reconomiciento y respeto a las víctimas

Añadió, en este sentido, que “va a velar por el cumplimiento estricto de la Ley en todos los ayuntamientos y, por supuesto, por el reconocimiento, respeto y afecto a las víctimas del terrorismo”.

Para ello, dijo que espera seguir contando con el apoyo de la mayor parte de las fuerzas de la Cámara, también para la aprobación de la Ley de Víctimas que se encuentra en tramitación ante la misma.

Además, recordó que el Ejecutivo había mantenido durante el pasado año la estrategia en la lucha contra ETA centrada en tres pilares: la “eficaz actuación” de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; una “fluida” y “consolidada” colaboración internacional y la adopción de una reforma legal que “persigue evitar cualquier posibilidad de burlar la exclusión de la vida institucional de aquellas organizaciones que rechacen la violencia”.

Espera que en los próximos día se renueve el Tribunal Constitucional

El jefe del Ejecutivo también dedicó un párrafo de su discurso al retraso en la renovación de los magistrados del Tribunal Constitucional que han culminado su mandato, para lamentar la “renovación tardía” de los magistrados que tenía que elegir el Senado, advirtiendo que ese retraso “se puede repetir” en la designación de los jueces que debe designar el Congreso. Se trata, dijo, de un retraso “excesivo e inadmisible”.

“Espero que en los próximos días o en pocas semanas seamos capaces de asumir nuestra responsabilidad y alcancemos un consenso suficiente”. Zapatero también “lamentó” que el debate política haya “irrumpido” en los últimos tiempos en la “crítica” a las resoluciones del Tribunal Constitucional.

[apunte]

Recuerdo a los militares fallecidos en Afganistan

José Luis Rodríguez Zapatero, ha comenzado su intervención inicial en el Debate sobre el Estado de la Nación recordando a los dos militares que fallecieron el pasado domingo en un ataque en Afganistán.

Nada más tomar la palabra en la tribuna del Congreso de los Diputados pasadas las 11.00 horas (hora canaria), el jefe del Ejecutivo ha expresado el “profundo pesar del Gobierno” por los dos atentados que han golpeado “en muy pocos días” al contingente español desplegado en el país asiático.

Zapatero ha recordado con nombre y apellidos a los cuatro militares y el intérprete civil que sufrieron heridas -dos de ellos de gravedad- como consecuencia de la explosión de una mina el 18 de diciembre, así como a los dos fallecidos y los tres heridos del atentado del domingo, que también se perpetró con un artefacto explosivo improvisado en una carretera.

“Que la mención de sus nombres sea muestra del homenaje a su memoria, de la solidaridad con sus familias y del recuerdo a todos los que, miembros de los Ejércitos, de la Guardia Civil, de la Policía Nacional, de la Administración y de distintas organizaciones sociales, contribuyen a la paz y seguridad mundial y al auxilio de poblaciones maltratadas por la guerra, la violencia o el ansia de libertad”, ha afirmado.

El presidente ha situado a Afganistán, donde en la actualidad España mantiene desplegados a algo más de 1.500 militares, como “el más expresivo ejemplo de la necesidad de intervención de la comunidad internacional en escenarios convulsos donde se ha perdido el valor de la vida y donde se desconoce el sentido mismo de los derechos humanos”. Además, ha reconocido, es el escenario que “más esfuerzos exige” y el que causa “más sufrimiento”, “el más violento, el más desolador”.

Pero además Zapatero ha asegurado que la comunidad internacional asiste a “experiencias esperanzadoras” en otras partes del mundo, como el Mediterráneo sur y el Medio Oriente, donde “la libertad se abre caminos inesperados”. España, ha dicho, “prestará toda la ayuda que sus pueblos soliciten”.

[/apunte]