X
LA LAGUNA >

Zapatero subraya su “compromiso personal” con Las Chumberas

   

DIARIO DE AVISOS | LA LAGUNA

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó ayer en el Congreso su “compromiso personal” con Las Chumberas y garantizó que el Estado firmará el convenio plurianual demandado por las administraciones canarias para afrontar la reposición integral de este núcleo de viviendas de La Laguna, seriamente dañado por la aluminosis.

“Es un tema que conozco bien y tengo un compromiso directo, personal y fuerte sobre esta cuestión”, manifestó el presidente, quien ya se había expresado en unos términos parecido durante su visita electoral al pabellón Santiago Martín, el pasado mes de mayo. Fue justo ese día cuando conoció de primera mano la situación de este popular enclave lagunero, en el que 70% de sus viviendas sufren la denominada enfermedad del cemento.

“La intención es adelantar una cantidad en los presupuestos generales de 2012 similar a la prevista para este año (4,8 millones de euros)”, detalló Zapatero. Fue su explícita respuesta, en el marco del Debate del Estado de la Nación, a la pregunta directa que le planteó la portavoz de Coalición Canaria y ex alcaldesa de La Laguna, Ana Oramas: “¿Cuándo piensa el Gobierno firmar el convenio plurianual para la rehabilitación integral de las viviendas de Las Chumberas?”, le interrogó.

El líder de los socialistas dio máxima garantías de que habrá una solución satisfactoria para este barrio de La Laguna: “Tenemos que firmar el convenio plurianual y no vamos a paralizar la transferencia de los 4,8 millones de euros previstos para este año. Eso tiene que avanzar y tenemos que ponernos a firmar el convenio plurianual”, insistió. Además, tuvo un especial recuerdo para los cientos de ciudadanos que tienen sus viviendas afectadas: “Las necesidades de ese barrio y esas familias son necesidades imperiosas”, dijo.

La financiación acordada prevé que, de los 87,5 millones que precisa la actuación singular y la reposición, 999.102 euros vayan destinados al derribo de los 42 inmuebles actuales; 71,89 a los nuevos bloques, y 4,69 a la urbanización y parque. De la cantidad total, el Gobierno central debe aportar el 50%, un 35% la Comunidad canaria, un 10 % el Cabildo y un 5% el Ayuntamiento. Con este reparto, los vecinos afectados no deberán gastarse nada, salvo que deseen hacer mejoras a sus nuevas viviendas, las cuales contarán con garaje, trastero, ascensor y tres habitaciones.