X
santa cruz >

’1797, una aventura interactiva’ recrea la gesta del 25 de julio a través de un videojuego

   

EUROPAPRESS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El proyecto ’1797, una aventura interactiva’, una novedosa propuesta tecnológica enmarcada en el programa Septenio del Gobierno de Canarias, inicia este viernes, 22 de julio, su segunda fase con la presentación de www.tigre1797.com.

Se trata de una web didáctica que servirá de antesala al lanzamiento de un innovador videojuego basado en la Gesta del 25 de Julio de 1797 en Santa Cruz de Tenerife, con el que se pretende divulgar un importante tesoro cultural de la ciudad: esta parte de su historia y patrimonio. El lanzamiento de esta web, que coincide con la conmemoración de esta efeméride, se completará con otras acciones como un concurso de dibujo infantil que tendrá lugar este domingo, a las 10.30 horas, en la Plaza de España.

’1797, una aventura interactiva’ se dirige, esencialmente, a niños de 7 a 12 años que a través de esta web dispondrán de un primer acercamiento al Santa Cruz de finales de siglo XVIII: diversas actividades, juegos y pasatiempos basados en los acontecimientos ocurridos durante el ataque del contralmirante Horacio Nelson al Puerto de Santa Cruz de Tenerife, el verano de 1797.

Para el desarrollo del proyecto se ha creado un mapa interactivo de la ciudad, ambientado en aquella época, que recoge cómo era Santa Cruz entonces, los monumentos y edificios, las costumbres de los habitantes de la ciudad a finales del XVIII, y otros aspectos que contribuirán a realizar un viaje apasionante al pasado del municipio.

Tras la presente fase de antesala, verá la luz, el próximo diciembre, el videojuego para pantallas portátiles que permitirá interactuar con los personajes del pasado. Como protagonistas, un niño y su perro, de nombre Tigre, que se han perdido en el tiempo. Carlos Miranda, que lidera el equipo de creadores, confía en que el juego “puede gustar a un rango más amplio de edades”, así como en su carácter educativo: “los padres pueden estar seguros de que un juego así puede entretener a la vez que resultar muy didáctico”.

Para sus desarrolladores el mayor reto está siendo conseguir que los datos históricos estén al servicio de una trama entretenida, “porque el jugador, ante todo, quiere divertirse”, afirma Miranda.