X
SANTA CRUZ >

Bermúdez: “No subiremos los impuestos; mejoraremos la recaudación”

   

EFE | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, aseguró hoy que va a “evitar al máximo la subida de impuestos” municipales para 2011, que recaen sobre viviendas, basuras y vehículos.
“No es nuestra intención subir los impuestos, sino mejorar la recaudación” afirmó el alcalde en rueda de prensa, en la que hizo un análisis de la situación financiera del consistorio, que tiene una deuda sin cobertura presupuestaria de 62 millones de euros.

Los procedimientos judiciales perdidos y en curso generan un gasto total de 24,5 millones de euros; las empresas beneficiadas son VVO (5 millones), la entidad que gestiona el cementerio (3 millones), Celgan (1 millón) y Urbaser (1 millón).

El objetivo del grupo de gobierno es ahorrar 50 millones de euros en los próximos cinco años y subsanar al cien por cien las deudas municipales para así poder pagar en tiempo y forma a los proveedores, cuyas deudas más antiguas datan de 2010.

El Ayuntamiento se quiere acoger a un préstamo con interés bajo del Gobierno central, que cedería 11,6 millones de euros a devolver en tres años para pagar a los proveedores más antiguos que son TITSA (10 millones de euros) y Urbaser (6 millones).

El concejal de Hacienda, Alberto Bernabé, informó de que el 70 por ciento de los 179 millones en los que está fijado el actual presupuesto va destinado a basuras y limpieza, TITSA, deuda, IMAS, parques y jardines, señaléctica y semáforos y personal municipal.

Bernabé aseguró que durante este mandato el Ayuntamiento contendrá al máximo los gastos extrapresupuestarios y que sólo en caso de situaciones excepcionales, como catástrofes, se destinarán cantidades no clasificadas previamente.

Para ahorrar más de 15 millones de euros en cuatro años, el Ayuntamiento congelará los sueldos de concejales y alcalde, reducirá al 50 por ciento los contratos eventuales y limitará el número de ediles con dedicación exclusiva así como el personal directivo.

Asimismo, recortarán en comunicación, protocolo, publicidad, coches oficiales y consumo propio.
Para mantener el liderazgo y la capitalidad de Canarias, el consistorio reclamará la participación de otras entidades públicas, como Cabildo de Tenerife, gobiernos de Canarias y de España y Unión Europea, y de empresas privadas para atraer la inversión a Santa Cruz de Tenerife.

También tienen como objetivo lograr ingresos extraordinarios de unos 24 millones de euros por medio de un plan de gestión del patrimonio que permita rentabilizarlo a través de alquiler o enajenación.
El alcalde aseguró que en este proyecto económico para el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife no han previsto el desenlace judicial de la compra venta de la playa de Las Teresitas, que, en caso de ser favorable, devolvería 56 millones al consistorio.

“No estamos ante una situación catastrófica”, destacó Bermúdez, quien espera que con este plan se reactive la ciudad y los pagos a los proveedores se hagan en el momento adecuado.
El primer teniente alcalde, Julio Pérez, consideró que es “extraordinariamente positivo que el Ayuntamiento haga una fotografía de la economía municipal, bien enfocada y encuadrada”.
A su juicio, la situación económica es “complicada, pero manejable” y el presupuesto planteado es “ambicioso”.

El Ayuntamiento de Santa Cruz presenta un ahorro neto de 12,3 millones de euros, una deuda viva del 45,8 por ciento y un remanente líquido de tesorería de 31,8 millones de euros