X
SUR >

Buscan soluciones al abandono de la acuicultura en la zona suroeste

   

NICOLÁS DORTA | GUÍA DE ISORA

Corren nuevos tiempos para la acuicultura, hace algunos años un buen negocio y ahora un sector que pasa por momentos delicados, sobre todo en la zona suroeste de la isla. En el entorno de Playa de San Juan, el cultivo de doradas y lubinas por medio de jaulas marinas está prácticamente paralizado. Allí trabajaban ocho empresas. La otra que ha cerrado se ubicaba en Los Cristianos.

Este martes, la imagen de tres barcos atracados e inactivos en el muelle isorano reflejaban la situación. Jacinto Martín, un pescador de la zona decía que las jaulas “no han traído sino problemas y beneficios a unos pocos”. “Ahora se acabaron las subvenciones y el sector está paralizado”, añadía este pescador. Martín cuenta que cuando hay desembarco del atún hay problemas en el muelle para sacar el pescado porque las embarcaciones de acuicultura impiden el atraque.

A la incertidumbre económica se suma la inseguridad de las jaulas en este área. Al estar abandonadas, algunas, se sueltan de sus amarres lo que puede provocar accidentes. Al respecto, ayer se celebró un encuentro en la subdelegación del Gobierno para encontrar una salida. El de la seguridad de las jaulas “parece estar más controlado” pero el asunto económico “necesita de inversiones importantes”.

Al encuentro acudió el subdelegado del Gobierno en la provincia, José Antonio Batista, el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo, José Joaquín Bethencourt, miembros de la Guardia Civil, Autoridad Portuaria, representantes de la Viceconsejería de Pesca del Gobierno de Canarias y varios empresarios de la acuicultura. “Los acuicultores en estos momentos no están para reflotar la situación, están pidiendo el apoyo de las administraciones públicas”, comentó José Antonio Batista. Desde el Cabildo reconocen que hay una “incertidumbre manifiesta” sobre el futuro del sector. Así, José Joaquín Bethencourt propone consolidar el PROAC (Plan Regional de de Ordenación del Acuicultura) para reordenar el litoral y facilitar el camino a las concesiones que se tramiten.

[apunte]

Menos demanda

El presidente de la Asociación de Acuicultores de Canarias (Acuican), José Medina, reconoce que la situación no es la de antes; hay menos demanda, pero “ya ha pasado lo peor” y se está en un nuevo ciclo, donde habrá menos empresas pero con una oferta más concentrada, comentó. “Cuando se vende por debajo del coste de producción las empresas se van descapitalizando y eso es lo que ha pasado, sumado al descenso del consumo”, explicó Medina. De todas formas, el presidente de Acuican es optimista sobre el futuro del sector y no cree que vaya a desaparecer en esta zona de la isla. “La empresas volverán a reflotarse pero para eso hace falta tiempo”, dijo. Sobre las subvenciones, añadió que la acuicultura es una actividad que requiere una fuerte inversión, medidas de seguridad y permisos.

[/apunte]