X
TOUR DE FRANCIA 2011 >

Cadel Evans, virtual ganador del Tour

   

El ciclista australiano Cadel Evans, llegando a la meta de Grenoble. | EFE

DIARIO DE AVISOS / EFE | GRENOBLE (FRANCIA)

El australiano Cadel Evans (BMC) se ha proclamado vencedor virtual del Tour de Francia al superar con autoridad en la decisiva contrarreloj de Grenoble, disputada sobre 42 kilómetros, al luxemburgués Andy Schleck (Leopard), en una jornada cuyo triunfo fue para el alemán Tony Martin (HTC) y Alberto Contador alcanzó un tercer puesto que le situó quinto de la general.

Con este resultado Evans, de 34 años, se convertirá en el primer ‘aussie’ que pone su nombre en el palmarés del Tour. Fue devastador en su duelo con el menor de los Schleck, a quién el maillot amarillo le puso alas, pero de plomo. Andy partió con una ventaja de 57 segundos y en meta cedió 2.31 respecto a su rival directo. No hubo color. El campeón mundial de 2009 impuso su superioridad contrarreloj. Poco después del kilómetro 15 ya era virtual maillot amarillo y sus prestaciones iban en aumento sobre un recorrido exigente, para corredores de fuerza, que incluía dos cotas. Esta vez ganó la gran final. No le ocurrió lo mismo que en 2007 y 2008, cuando Contador y Sastre le cerraron el paso al primer escalón del podio de París en etapas cronometradas.

Por contra, Andy Schleck, mucho más joven, 26 años, perdió el Tour de nuevo en el último suspiro. Tres veces segundo en cuatro participaciones. Es el “Poulidor” de la era moderna, cargado de trofeos de mejor joven de la carrera francesa, pero de momento privado del salto de calidad. Enemigo natural de Alberto Contador, no ha aprovechado las horas bajas del ciclista español. Se encontró con Evans a un paso de París y no superó su ínfimo nivel en la lucha contra el crono. Un punto a mejorar si algún día quiere cumplir el sueño que persigue el líder del Leopard.

Tampoco estuvo a la altura su hermano Frank, pero al menos el podio quedará muy familiar, ya que conservó la tercera plaza. El francés Thomas Voeckler (Europcar) acabará cuarto, en un Tour inolvidable, en el que ha estado 10 días de amarillo. Alberto Contador conoció la parte ingrata de los campeones. De la miel de seis triunfos seguidos en grandes vueltas, 3 Tours, 2 Giros y 1 Vuelta, a la hiel de un quinto puesto que le deja indiferente. “Vine a ganar”, dijo. No obstante, aparte de felicitar a Evans “como un justo y digno vencedor”, el ganador del último Giro hizo un balance positivo “de un año difícil”, en el que ha competido bajo la presión de su asunto pendiente en el TAS por el positivo en el pasado Tour.

Mención especial para otro español, Samuel Sánchez (Euskaltel), séptimo en la contrarreloj, por delante del campeón olímpico y mundial de la especialidad, el suizo Fabian Cancellara, que no es poco. Fue cuarto en 2010 y ahora acaba dos puestos por debajo, pero será el único español que suba al podio, como rey de la montaña. Un premio importante para el más regular en las cumbres. El asturiano se llevó la etapa de Luz Ardiden y fue segundo en Plateau de Beille y Alpe D’Huez.