X
La Laguna >

Casco histórico, zona Wi-Fi

   

J. F. JURADO | LA LAGUNA

La Biblioteca Adrián Alemán, en la calle Juan de Vera, es el único espacio público que oferta zona Wi-Fi en el conjunto histórico de La Laguna. El resto de las zonas con esta capacidad son determinadas áreas de la Universidad y negocios privados, como el hotel Aguere y varias cafeterías. El Ayuntamiento de La Laguna se ha propuesta hacer frente a este déficit tecnológico. Un servicio de gran utilidad para los turistas que, cada vez en mayor número, visitan la ciudad. Por ello, y aunque el proyecto abarca la totalidad del municipio, la intención del concejal de Presidencia y Planificación, Francisco Gutiérrez, es empezar por el casco con la implantación de zonas Wi-Fi.

“La intención es inaugurarla antes de que acabe este ejercicio”, dice el edil lagunero que confía en disponer en los próximos meses de la financiación necesaria para ello. Esta primera red inalámbrica abarcaría las principales calles de La Laguna y las plazas del Adelantado, la Concepción y el Cristo, el Mercado incluido. Durante la última edición de la Feria del Libro, se realizó una prueba del sistema en el Adelantado y las conclusiones fueron “bastante positivas”, apuntó Gutiérrez. En el proyecto también se habla de la posibilidad de llevar zonas Wi-Fi a las piscinas de Bajamar, al entorno de los centros ciudadanos y otras áreas puntuales del municipio, pero dada las limitaciones económicas que imponen los tiempos de crisis, estás expansión permanece, en principio, congelada. Hoy la prioridad es el conjunto histórico, adonde llegan miles de visitantes cada jornada, y entre los que cada vez es más habitual el uso de iphone, tabletas y otros soportes para buscar información de rutas turísticas, reservas de hotel, localizaciones varias o conexiones aéreas.

Para que la conexión funcione es necesario la ubicación de una serie de pequeñas antenas a lo largo del área establecida como zona Wi-Fi. La instalación de toda la infraestructura debe cumplir a rajatabla con la normativa al respecto, evitando que la disponibilidad de internet gratuito suponga una competencia desleal para los operadores con clientes en este espacio, ya sean establecimientos o domicilios particulares. En caso de incumplir en este aspecto, el Ayuntamiento de La Laguna se arriesga a una dura penalizaciónn económica.