X
PRUEBAS DE SOLVENCIA >

Banca Cívica y Bankia superan las pruebas de resistencia europeas

   

DA – AGENCIAS | MADRID – BRUSELAS

Banca Cívica, a donde pertenece CajaCanarias, y Bankia, donde se encuentra La Caja de Canarias, superaron este viernes con éxito las pruebas de resistencia realizadas por la Autoridad Bancaria Europea. Del total de las ocho entidades financieras europeas que suspendieron, cinco son españolas, y se trata de Cataluña Caixa, Banco Pastor, Unnim, Caja3 y la CAM.

Banca Cívica informó en un comunicado, que superó con éxito todos los escenarios planteados en las pruebas de resistencia por parte de la Autoridad Bancaria Europea, al alcanzar un ratio de solvencia del 5,6% en el escenario más adverso posible. En este sentido, el banco destacó “la fortaleza financiera demostrada por la entidad, a un paso de la salida a cotizar en los mercados bursátiles la próxima semana”.

Banca Cívica recalcó que la capacidad para afrontar estos escenarios es “mucho mejor” si se tiene en cuenta que las pruebas de resistencia no contemplan las provisiones genéricas y subestándar del banco, lo que evidencia el saneamiento realizado y cubren las potenciales pérdidas que pudieran producirse y que sitúa a Banca Cívica con un ratio de solvencia del 9,4%. El banco indicó que los resultados obtenidos son “todavía más apreciables si se tiene en cuenta que las hipótesis empleadas para su obtención son escasamente plausibles, ya que presuponen escenarios macroeconómicos poco realistas”.

Por su parte, BFA-Bankia informó también que había superado las pruebas de resistencia europeas. La entidad obtuvo un ratio de solvencia del 5,4%, frente a un mínimo exigido del 5% en una situación de máximo estrés. Si se añaden las dotaciones realizadas para la cobertura de pérdidas, que suman más de 4.200 millones de euros, BFA-Bankia obtendría una nota aún mayor, del 6,5%, indicó el banco en un comunicado.

Bankia calificó estos resultados como “satisfactorios, al poner de manifiesto la capacidad del grupo para afrontar un escenario muy adverso y poco probable, sin que su solvencia se vea comprometida”. La entidad estimó, además, que el “volumen de provisiones que acumula en el balance son una garantía adicional para afrontar quebrantos inesperados y otorga al grupo un factor extra de fortaleza a su balance”.

90 entidades

Solo ocho de los 90 principales entidades financieras europeas que se han sometido a los test de solvencia suspendieron el examen al no haber podido mantener al menos un capital básico del 5% en el escenario económico más adverso.

Se trata de cinco entidades españolas (Cataluña Caixa, Banco Pastor, Unnim, Caja3 y la CAM), dos bancos griegos (Atebank y Eurobank EFG) y uno austríaco (Volksbanken). El banco alemán Helaba se retiró de los test tras saber que suspendía.

En total, los bancos que no pasan las pruebas de solvencia necesitan un capital adicional de 2.500 millones de euros. La entidad de la Unión Europea que requiere más fondos es la CAM (947 millones).

Los bancos que han suspendido tienen ahora un plazo de tres meses para presentar un plan de recapitalización. Estos planes deberán privilegiar soluciones del sector privado, pero los ministros de Economía de los 27 se han comprometido a acudir al rescate de las entidades que no logren fondos.