X
'CASO CURBELO' >

El abogado propuesto a Curbelo también dimitió por un escándalo

   

TINERFE FUMERO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

José María Mohedano, hoy un cotizado abogado que saltó a la fama junto a otros letrados en los años 70 por casos relacionados con la lucha antifranquista y por las libertades públicas, es el jurista que han recomendado al exsenador insular Casimiro Curbelo sus aliados en Ferraz. Mohedano, que acabó como tantos afines al PCE en el PSOE, tiene ganada buena fama como abogado y, desde luego, tiene experiencia en casos como el de Curbelo porque en 1993 se vio forzado a renunciar a la Secretaría del Grupo Socialista en el Congreso por un escándalo mediático. Eso sí, conservó el acta de diputado.

Aconsejado

Aunque fuentes cercanas a Ferraz confirmaron a este periódico que Mohedano es el abogado señalado por los que han apoyado desde dentro del PSOE estatal al también presidente del Cabildo de La Gomera, se desconoce si éste ya se ha puesto en contacto con él, ya que en su bufete explicaron ayer que en estos días Mohedano se encuentra fuera de España.

Como recordarán los lectores de DIARIO DE AVISOS, Curbelo ya cuenta con un eficaz despacho de abogados tinerfeño, encabezado por el herreño Juan Gutiérrez, al objeto de llevar a cabo su anunciado contraataque jurídico contra los policías que lo detuvieron en la madrugada del pasado día 14, pero en principio se da por hecho que el gomero contará igualmente con el letrado madrileño recomendado por quienes, en estos duros momentos para su imagen pública, le han mostrado su apoyo en el partido, a pesar de que no lo hayan hecho públicamente.

El escándalo

Por lo que respecta a Mohedano, fue por estas fechas pero hace 18 años (15 de julio de 1993) cuando una información de El País desveló que acudía al Congreso al volante de un flamante Jaguar que estaba a nombre de una empresa (New Techno) relacionada con José Luis Gómez-Pinto Fontán, al que asesoraba legalmente desde 1974.

A este constructor se le achacaba entonces que se declaró insolvente tras dejar inacabada Nuevo Versalles (una urbanización de 16.000 viviendas en Fuenlabrada), así como contribuir a la ruina del Banco de Valladolid y, en definitiva, dejar un reguero de deudas.

Como ahora con Curbelo, el escándalo fue mayúsculo y compañeros de partido como Joaquín Leguina le repudiaron públicamente. Cuando optó por abandonar la secretaría del Grupo parlamentario cinco días después (como Curbelo), el entonces presidente valenciano, Joan Lerma, se sumó a las críticas, y su compañero de la comunidad extremeña, Juan Carlos Ibarra, le animó a que también abandonase el escaño, algo que José María Mohedano Fuertes nunca hizo.

[apunte]Lujosa tentación

Icono mundial. Jaguar, firma londinense fundada en 1922, es conocida desde los años 30 por sus lujosas berlinas y sus automóviles deportivos. Sin duda, la pequeña estatua del bello animal en pleno salto que se ubica en la parte delantera de todos sus modelos es un icono del lujo en la cultura mundial.

El de Mohedano se esfumó. Fue también El País quien informó en septiembre de 1993 que el Jaguar que usaba Mohedano para ir al Congreso había sido embargado para pagar las deudas de la empresa que figuraba como propietaria. Sin embargo, no hubo manera de localizar el vehículo, desaparecido como por ensalmo.

El ex de Ana Mato, igual. Mohedano no es el único al que un Jaguar le ha traído de cabeza: al ex alcalde de Pozuelo, Jesús Sepúlveda (PP) le regalaron uno los de la trama Gürtell. Su entonces esposa, la destacada dirigente popular Ana Mato, tuvo que aclarar que nada tenía que ver con la dávida.[/apunte]