X
sociedad >

El Colegio de Biólogos quiere cambiar el catálogo de especies

   

ÁNGELES RIOBO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El Colegio Oficial de Biólogos de Canarias ha solicitado un encuentro con la nueva viceconsejera de Medio Ambiente, Guacimara Medina (PSOE), “para brindarle la colaboración del Colegio y que no vuelva a haber la confusión ni los problemas que hubo en la elaboración del catálogo”. Así lo afirma el decano del Colegio, Juan Arturo Bermejo, quien avanza que solicitarán, además, “una mayor inversión en el estudio de las especies así como una mayor participación del sector científico”. “El catálogo se puede mejorar y existen las estructuras para hacerlo”, apunta.

Con respecto al catálogo, ayer el pleno del Tribunal Constitucional admitió a trámite el conflicto positivo de competencia promovido por el Gobierno de Canarias contra el Real Decreto que desarrolla el listado de especies silvestres en régimen de protección especial y del catálogo español de especies amenazadas. El Gobierno de Canarias había presentado este conflicto de competencia porque el catálogo nacional incluía dos especies de las Islas sin cumplir el protocolo de actuación requerido en la legislación, que obliga a consultar al Ejecutivo canario. El Tribunal Constitucional da traslado de la demanda al Gobierno de la nación al objeto de que en el plazo de veinte días aporte cuantos documentos y alegaciones considere convenientes.

Mayor inversión

El decano de los biólogos solicita al Gobierno una mayor inversión en los estudios de las especies en peligro. “La poca inversión que se hace en el estudio de las especies ha ido decreciendo hasta límites irrisorios. La inversión necesaria para tener la base de datos en correcto funcionamiento, para que los catálogos sean correctos, tiene que ser superior, porque si no los estudios dan resultados incorrectos”, lamenta Bermejo. En este punto aclara que el Colegio de Biólogos colabora indirectamente en la elaboración del catálogo a través del Banco de Datos de la Biodiversidad de Canarias. “Esta base creada con nuestros datos, artículos y publicaciones científicas da forma a uno de los bancos de datos que sirve para la toma de decisiones de los funcionarios personal técnico y político en la elaboración del Catálogo”, asevera.

Mayor participación

El Catálogo de Especies Protegidas es un instrumento en cuya creación deben actuar distintos agentes participantes. Por un lado, la Administración Pública, que es la responsable de la elaboración y publicación del documento; las universidades y los institutos, conocedores de las especies y, sobre todo, de la concreción de su grado de peligro y que precisan ser catálogo para ejercer su labor profesional, como es el caso de los biólogos; y por otro lado otras entidades y personas relacionadas con el medio ambiente.

Por tanto, desde el Colegio de Biólogos defienden la elaboración de un catálogo mejor en el que se aumente la participación del sector científico. “Son agentes indispensables con los que se ha contado poco. No se puede contar sólo con la Administración” subraya el científico.