X
Por Miguel González Santos * >

El liderazgo ideal

   

La noche llega a India cuatro horas y media antes que a Canarias. Espero que también el día. Lo que me permite vivir dos tiempos en uno. Quizás, el que nos traiga nueva luz. Pienso allá, y vivo por adelantado aquí. Es evidente, por tanto, que lo que vaya a suceder mañana, antes lo experimentemos aquí. Del naciente, de Oriente, siempre nos ha venido casi todo. También los Reyes Magos. Ahora los necesitamos, especialmente.

No sé si traerán ya en su carga lo que nos hace falta realmente. Pedirles que le devuelvan la vida a Facundo Cabral no creo que esté entre las posibilidades de su mágico equipaje.

“Cuando vengas a buscarme -se refiere a la muerte- llorarán los que no entiendan, pero será la gran fiesta para aquellos que comprendan”. “Señores yo no me fui, ustedes se quedaron”. Solía decir el trovador del amor.

Y yo me pregunto, por cuánto tiempo más habremos de aprender con el alto precio que se cobra de nosotros el odio y el rencor. Cuántas vidas más serán necesarias; cuántas veces más mataremos al mensajero.

Encuentros como el que he vivido estos días aquí, en el distrito de Anantapur, estado de Andra Pradesh, me devuelven la esperanza. Si el sol sigue saliendo por el Este, posiblemente haya lugar para la esperanza y para ese nuevo amanecer. Los más de mil jóvenes de setenta países me hacen albergar el sueño de una próxima edad de oro en el planeta. Ellos se han reunido aquí, donde además del sol, también nacen las ideas, para debatir y proponernos su ideal de liderazgo para una nueva humanidad. Pero no debaten sobre economía, ni sobre política. Hablan de verdad, rectitud, paz, amor y no violencia. Son los líderes del mañana. Del nuevo despertar. Algunos de estos jóvenes, venidos de todas partes del mundo, también de Canarias, se han involucrado en otro maravilloso proyecto. Es el Sustainable Living Centre del profesor Mario V. Grzinic y su centenar de colaboradores. Prometo compartirles una entrevista con él. ¿De qué se trata? De un proyecto piloto para un nuevo modelo de sociedad. Ya tienen casi todo listo para empezar a construir el primer pueblo y/o futura ciudad sostenibles. Los arquitectos e ingenieros responsables se incorporarán estos días. Vienen de varias partes del mundo, hartos como Mario de colaborar en un modelo de sociedad que ya no tiene salida. La apuesta de estos visionarios habla de: educación en valores humanos en acción, autosuficiencia energética, coste cero, emisiones contaminantes cero, actividades productivas para la autosostenibilidad en armonía con la naturaleza y ayuda a los demás para que aprendan a ayudarse a ellos mismos. No les suena que éste también sería un buen principio para el famoso ITER tinerfeño (Instituto Tecnológico de Energías Renovables) y sus casas bioclimáticas. ¿Pero sería bien recibido un proyecto que habla de seres humanos libres de los que secuestran sus estómagos, sus intelectos y su estado de salud?

*Remitido desde India. miguel_g_santos@yahoo.com