X
> GOBIERNO AUTONÓMICO

El pacto de Canarias no se verá afectado si gobierna el PP

   

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, conversa con los invitados a la charla coloquio. | EFE

EFE | LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El presidente del gobierno canario, Paulino Rivero, se mostró hoy convencido de que un posible cambio del partido gobernante en el Ejecutivo nacional no afectará a la estabilidad del pacto de gobierno entre CC y PSOE en el archipiélago ni al entendimiento entre ambas administraciones.

La voluntad del Gobierno Autónomo es entenderse con la administración central, que “no es ni de un color ni de otro color, sino el Gobierno del Estado”, dijo Rivero en una charla coloquio organizada por el diario Canarias 7.

Al respecto recordó que en la anterior legislatura el partido gobernante en Madrid era distinto al de los socios del Gobierno de Canarias y ello no afectó al entendimiento entre ambos.

Rivero anunció también al próximo relevo del actual presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Javier Sánchez Simón, como consecuencia de la composición del actual gobierno regional y expresó su intención de aprovechar el buen trabajo hecho por él en los últimos años y darle continuidad.

La decisión de quién estará al frente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas todavía no se ha tomado y “se adoptará con la cabeza fría pensando en la importancia del puerto” de Las Palmas de Gran Canaria en la economía canaria, dijo el presidente canario.

Por su parte, Sánchez Simón, que asistió al mismo acto y que a la conclusión del mismo fue preguntado al respecto por los periodistas, pidió que el relevo se efectúe cuanto antes, pues es necesario ofrecer confianza a los operadores internacionales.

Incentivar la rehabilitación de viviendas privadas

Rivero también anunció hoy que el Ejecutivo canario incentivará la rehabilitación de viviendas residenciales privadas a través del tramo canario del IRPF con el fin de reactivar la economía y el sector de la construcción y generar empleo.

Canarias dispone de unas 1.025.000 viviendas en zonas residenciales privadas y, según los cálculos del Gobierno, si se rehabilitase el 10 por ciento de las que tienen más de diez años y el 2 por ciento de las de más de dos años, se generarían 11.000 empleos nuevos, dijo Rivero durante la charla coloquio.

Esta medida permitiría también aflorar las pequeñas empresas de la economía sumergida, según Rivero, quien insistió en la necesidad de la renovación de la planta alojativa canaria, lo que podría generar otros 120.000 empleos.

Con el fin de impulsar la economía, el Gobierno de Canarias prevé asimismo incentivar la compra de determinados productos para que sean más baratos y por tanto más atractivos para el visitante, mediante una reducción del IGIC.

Ambas medidas no conllevarán necesariamente una reducción de la recaudación impositiva, ya que si se activa la economía, la cantidad final no tiene por qué disminuir, según Rivero.

Igualmente, el presidente canario abogó por una diversificación de la economía sin olvidar que el turismo es el motor fundamental del archipiélago, razón por la que es necesario crecer en calidad y competitividad, dejar a un lado que la actividad turística depreda el territorio y tratarla con “mimo y tacto”.

A los mercados turísticos británico, alemán y peninsular habituales se han unido otros desde principio de este año que es necesario fidelizar, dijo Rivero, quien manifestó su confianza en que se puedan alcanzar los 12 millones de turistas este año en Canarias.

A juicio del presidente canario, es necesario vincular el turismo al sector primario, pues ello permitirá ofrecer un destino diferenciado, el desarrollo agropecuario y la defensa del medioambiente.
Asimismo, animó a los empresarios canarios a mirar hacia África y todas las oportunidades que ofrece, donde algunas empresas canarias operan desde hace años, para lo que el Gobierno de Canarias mejorará las comunicaciones con ese continente.

Rivero anunció también que su Ejecutivo simplificará la Administración y librará “una guerra contra la burocracia ilógica” con el fin de que las administraciones sean más eficientes, más eficaces y más ágiles.

Con ese fin, antes de final de año se enviará al Parlamento de Canarias un proyecto de ley que permita simplificar los trámites de las políticas medioambientales.

El presidente canario se manifestó también a favor de revisar la Ley de Sedes, pues con las nuevas tecnologías actuales la duplicidad de sedes administrativas es innecesaria, y consideró necesario también profundizar en la Ley de la Función Pública para evaluar una posible redistribución de efectivos en las administraciones.