política >

El Parlamento recibe la segunda idea para el ‘fuera de ordenación’

BEGOÑA AMEZUA | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El Parlamento de Canarias recibió este lunes la segunda iniciativa en un mes destinada a solventar los problemas de regularización de los inmuebles que quedaron fuera de ordenación por su altura aunque fueron legalmente construidos al ajustarse al planeamiento municipal en vigor. El grupo de CC-CCN-PNC registró una proposición de ley que, según sus promotores, se diferencia de la del PP en que la nacionalista va dirigida a los 88 municipios de las Islas.

Mientras el Gobierno articula el discurso de la simplificación administrativa y legislativa para contribuir a impulsar los procesos económicos, los grupos parlamentarios se dedican a presentar dos propuestas para solventar un mismo problema.

El pasado 30 de junio, la diputada del PP, Cristina Tavío, registraba la primera proposición de ley de la VIII legislatura, con la que trataba de solucionar un grave problema existente, principalmente, en Santa Cruz de Tenerife.

El grupo nacionalista hacía este lunes lo mismo. La diferencia, según su portavoz, José Miguel Barragán, es que la iniciativa popular soluciona el problema de los núcleos urbanos de 100.000 habitantes mientras que al suya sirve para todos los municipios del Archipiélago.

El portavoz adjunto y promotor de la proposición de ley, Ignacio González, agregaba que se pretendía dar una respuesta “inmediata a un problema concreto que había generado una alarma social”.

Las llamadas al consenso con el PP y el Mixto fueron reiteradas pero puntualizando que su proposición de ley ya tiene la mayoría de los 36 votos nacionalistas y socialistas.

Mediante la modificación del apartado 4 del artículo 44 del texto refundido, según González, se distinguen dos tipos de situaciones a las que se les da un tratamiento diferenciado. Los inmuebles que están fuera de ordenación por su altura pero que son legales, porque fueron construidos con arreglo al planeamiento del momento; se les permite la realización de “cualquier obra para alargar su vida útil”. Estos casos, jurídicamente, pasan a denominarse “de simple consolidación”.

El segundo caso son las edificaciones construidas sin licencia urbanística pero posteriormente legales por la prescripción del plazo temporal. También se les permitirá obras de consolidación solo si no está prevista su expropiación en cinco años.