X
POLÍTICA >

El posible adelanto de las generales acelera la aproximación de CC y NC

   
Paulino Rivero y Román Rodríguez

Imagen de archivo del saludo entre Paulino Rivero y Román Rodríguez, en la constitución del Parlamento. / DA

BEGOÑA AMEZUA | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El posible adelanto de las elecciones generales al próximo mes de noviembre ha obligado a Coalición Canaria (CC) y Nueva Canarias (NC) a acelerar las conversaciones para tratar de confluir en una plataforma electoral nacionalista. Los contactos existen, no son oficiales y se contempla la reedición del acuerdo de 2008 con el Partido de Independientes de Lanzarote (PIL).

Los partidos políticos han empezado a posicionarse para el cada vez más que previsible adelanto de las elecciones generales. Este escenario ha hecho que diversos dirigentes de CC y NC hayan mantenido más de una conversación para, en esta ocasión, llegar a cerrar el acuerdo para concurrir conjuntamente a la próxima cita electoral.

La presidenta de CC, Claudina Morales, el secretario de Organización de esta formación, José Luis Perestelo, y el líder de NC, Román Rodríguez, han intervenido en estos contactos.

Son los preliminares de una estrategia que se haría oficial a través de la constitución de una mesa de diálogo. Ambos partidos comparten el diagnóstico del escenario que se presentará dentro de cuatro meses mientras que CC parece no poner demasiados inconvenientes a las exigencias de Nueva Canarias.

En la provincia occidental, los nacionalistas cuentan con que el crecimiento que tuvo el Partido Popular (PP) el pasado mes de mayo sea mayor en los comicios generales. En 2008, CC concurrió con el Partido Nacionalista Canario (PNC) y obtuvo el 28,31% de los votos, que le dieron dos escaños. En esta ocasión se sumaría el Centro Nacionalista Canario (CCN), que mueve unos 35.000 votos en las elecciones autonómicas.

En el seno de CC no se teme a las amenazas lanzadas por Ignacio González y las advertencias del PNC de Juan Manuel García Ramos de romper la plataforma electoral para las generales puesto que se verán integrados en el Gobierno de Canarias en cargos intermedios.

El partido presidido por Román Rodríguez, además de reivindicar negociar un acuerdo programático, ha exigido que CC rompa sus pactos municipales con el PP en varias corporaciones locales de Gran Canaria. En su haber, unos 82.000 votos que no compiten con el PP en la provincia de Las Palmas.

Asumida la imposibilidad de llegar al Gobierno del Cabildo de Gran Canaria por la posición del consejero del CCN, Nueva Canarias se refiere a los ayuntamientos de Telde y Firgas.

La conclusión positiva de estas conversaciones puede además facilitar a CC la decisión de su candidatura al Senado por la Comunidad Autónoma. Hasta este momento, en el seno del grupo parlamentario regional se habla de la existencia de tres posibilidades.

En primer lugar, la diputada y alcaldesa de La Oliva, Claudina Morales, quien previsiblemente opte por centrarse en sus responsabilidades municipales. La segunda probabilidad es el exalcalde de Santa Cruz de Tenerife Miguel Zerolo quien pierde opciones al apelar al equilibrio territorial.

Finalmente surge con fuerza la diputada por Gran Canaria, María del Mar Julios. Se atiende a la paridad y es de la provincial oriental. Además sus relaciones con Rodríguez están deterioradas.

CC también cuenta con que el PIL se sume a la plataforma electoral. En 2008 ambos partidos concurrieron juntos y, en el Parlamento regional, el PIL ha comenzado por darle un voto de confianza a Paulino Rivero.