X
SANTA CRUZ >

La Policía ‘pilla’ a tres automovilistas haciendo carreras por San Andrés

   

DIARIO DE AVISOS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El servicio de radar del grupo de Atestados de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife detectó a tres vehículos que circulaban a una velocidad excesiva durante una jornada laborable, sobre las 8.48 horas, realizando una competición por la autovía de San Andrés (TF-11), a la altura de la Escuela de Vela y en dirección a este barrio.

Uno de los vehículos, un Mercedes SLK200 de color negro, llegó a adelantar a sus otros dos compañeros invadiendo el carril contrario a una velocidad de 131 kilómetros por hora, cuando la limitación máxima en ese punto de la vía es de 50 kilómetros por hora. El radar policial captó una imagen en la que se aprecian dos posibles delitos por velocidad excesiva y un tercer caso de infracción; además es constatable la temeridad del conductor del Mercedes SLK.

En primer término, el radar captó la infracción cometida por una mujer E.H.P., quien conducía un Seat Ibiza, de color gris, a una velocidad de 112 kilómetros por hora, quedándose al límite de la comisión de un posible delito al no superar el exceso de velocidad los 60 kilómetros por hora sobre el máximo permitido en una vía que está limitada a 50 kilómetros por hora. A continuación el radar captó el paso de un Opel Astra, de color blanco, conducido por un hombre, C.E.F.Z. que circulaba a 121 kilómetros por hora. Lo más impactante es que en esa imagen aparecía el Mercedes SLK200, de color negro, que conducía otro varón, J.L.M.P., adelantando a los anteriores por el sentido contrario. Gracias a esa imagen y al trabajo de investigación de los policías se pudo determinar la imputación de otro delito contra la seguridad vial debido a que ese coche circulaba a 131 kilómetros por hora.

Temeridad

En principio no pudieron ser interceptados, pero tras darse un aviso policial general para su localización, fueron encontrados en el interior de un bar de San Andrés, procediendo a su identificación. Los tres fueron llevados a la sede de la Policía Local para instruir las oportunas diligencias. A todos ellos se les imputan distintos delitos, debido a la temeridad manifiesta, poniendo en peligro a otros usuarios de la vía y realizando competiciones.

En la tramitación del atestado se detectaron otras infracciones. Por ejemplo, la conductora ya había sido sancionada y suspendida durante ocho meses del carné de conducir por otro exceso de velocidad en el municipio capitalino, detectado el pasado 31 de julio de 2010. En virtud de esta sanción, consta además que no ha cumplimentado el curso necesario para que se le devuelva dicha autorización administrativa.

También el conductor del Mercedes, J.L.M.P. ha acumulado, en los últimos tres años, sanciones por carencia de documentación; ITV y seguro obligatorio, además de ser sorprendido conduciendo con una tasa de alcoholemia superior a la permitida.