X
MEDIO AMBIENTE >

España y Marruecos impulsan la primera reserva de la biosfera intercontinental

   

EFE | MÁLAGA

España y Marruecos han firmado este martes en Málaga el memorándum de la primera reserva de la biosfera intercontinental del Mediterráneo, para consolidar de manera transfronteriza el millón de hectáreas que la componen en un acto al que ha acudido la ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar.

La ministra ha declarado que la firma es un “paso definitivo” a lo que comenzó en 2006 tras ser reconocida la reserva por parte de la Unesco, y que se define dentro del marco de cooperación y coordinación para la puesta en marcha del plan de acción 2011-2015.

Además de la ministra, al acto ha asistido el alto comisario de aguas y bosques y la lucha contra la desertización del reino de Marruecos, Abdeladim Lhafi, y el consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Juan José Díaz Trillo.

Aguilar ha mencionado que la colaboración de ambos países supone un objetivo común que es la configuración de un modelo de sostenibilidad a través del plan de acción 2011-2015 donde se van a utilizar instrumentos de gestión eficaces.

También se pondrán en marcha programas de desarrollo sostenible, por lo que se conforma un nuevo momento en el que la educación, la información, y participación van a ser “elementos esenciales y fundamentales” en el plan de acción 2011-2015. Según ha explicado la ministra, a través de tres ámbitos concretos, el cultural, social y medioambiental se fomentará la creación de empleo que estará dirigido en gran parte a los jóvenes.

La ministra ha explicado que se “multiplicarán” las oportunidades de ocio ligadas a la naturaleza, que se fomentara la creación de nuevos espacios para visitar y, todo ello, a través del desarrollo sostenible que “generará nuevos yacimientos de empleo”.

Rosa Aguilar ha concretado que existen 569 reservas repartidas por 112 países y que España cuenta con cuarenta de ellas con una superficie total de 3,5 millones de hectáreas.

Por otro lado, el marroquí Abdeladim Lhafi ha explicado que la firma de este Memorándum, que tendrá una duración de cinco años, es equiparable a una protección del patrimonio y que implica al ciudadano.

Con este nuevo paso, según Lhafi, se entra en un debate “más general” ya que no será solo una conservación del espacio, sino que la ciudadanía tendrá también que pensar en el desarrollo de la sostenibilidad.

Es por ello que Abdeladim Lhafi ha explicado que el Mediterráneo no separa a ambos países, sino que supone una línea de unión y que gracias al plan de acción 2011-2015 se podrá avanzar más rápido.

Acerca de las financiaciones, ha explicado que las infraestructuras y programas existentes de diferentes organismos relacionados son varias posibilidades, además de las aportaciones propias de ambos países.

Por último, en relación a la biodiversidad que engloba la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo, ha enfatizado que se debe sensibilizar a los ciudadanos ya que esto no se trata de “una cosa abstracta”.