X
sociedad >

Giovanny será operado antes de finales de agosto en Madrid

   

ÁNGELES RIOBO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Giovanny se encuentra hospitalizado en Madrid. / DA

“Durante estos meses ha habido momentos en los que he estado desesperada. Ahora estoy contenta aunque un poco nerviosa con todo esto de la operación”. Así se encuentran los ánimos de la joven Ana María Tavarez, madre de Giovanny, un niño de 9 meses enfermo de atresia biliar, desde que el jueves pasado el equipo Médico del Hospital XII de Octubre de Madrid le informara de que su hígado era compatible con el de su primer y único hijo. La intervención se realizará a finales de agosto.

A pesar de que Ana es compatible, “el proceso ha de ser supervisado por un comité ético, y aprobado posteriormente por un juez, asegura Ana y matiza que su hijo continúa en lista de espera. “Los médicos me han dicho que si aparece un órgano compatible en este tiempo, prefieren utilizarlo antes de someterme a mí a la operación”, cuenta.

Giovanny fue intervenido de su atresia con algo más de tres meses, cuando lo recomendable es hacerlo antes de los dos meses de vida. La intervención quirúrgica, llamada proceso de Kasai, no obtuvo los resultados esperados. “Tuvimos que estar dos meses para saber si la operación había funcionado o no, fue desesperante”, recuerda Ana Tavarez que es conocida en la capital tinerfeña por haber sido reina del Carnaval en 2009.

“El doctor nos dijo que las listas de espera eran imprevisibles, y que el hígado de Giovanny aguantaría algunos meses. Nunca habló de años, y por eso -prosigue-nos recomendó que nos hiciéramos Adrián (el padre) y yo las pruebas de compatibilidad”, explica.

En un principio les comunicaron que las pruebas de compatibilidad durarían un mes, pero el proceso se alargó hasta casi el doble de tiempo. “Estuvimos de pruebas como dos meses y pico con la incertidumbre que no fuera ninguno de los dos. Se trató de pruebas muy duras”, explica Ana. “Gracias a Dios, el jueves pasado me dijeron que yo era compatible y que puedo donar parte de mi hígado a mi hijo. Ahora estoy muy contenta, aunque un poco nerviosa con la intervención. Estábamos muy asustados pero nos llevamos una gran sorpresa”, recalca la joven, quien ahora sólo espera que “llegue el día de la operación”. Hoy por hoy el hígado de Giovanny “está en las últimas”. El niño está mantenido con medicación y con un régimen especial. “Menos mal que no se entera y sonríe, porque es un niño alegre”, comenta su madre.

[apunte]

“Nadie nos informa de las ayudas para pisos”

La familia de Giovanny lleva muchos meses desesperada. A la preocupación de la enfermedad del niño se suma el problema económico que supone que sus padres se hayan trasladado a Madrid y los gastos que ello ocasiona, el padre, Adrián es taxista y en este tiempo no ha podido trabajar. A día de hoy, y desde el pasado jueves cuando se supo que Ana era apta para la donación Giovanni ya no está hospitalizado y viven los tres en un piso de la calle Atocha gestionado por Cruz Roja, y que costea el Servicio Canario de Salud, donde tienen habitación con derecho a cocina y baño y conviven con otros canarios a la espera de trasplantes. “Hemos encontrado eso a través de los familiares de Tenerife, pero en los casi seis meses que llevamos aquí nadie nos informó de la existencia de pisos como este. A pesar de que preguntamos en muchas ocasiones”, comenta la madre quien se queja de la falta de información.

[/apunte]

[apunte]

El lector opina en diariodeavisos.com

Llamada a la solidaridad. “Que nuestra solidaridad se haga patente en casos como el de esta familia, ya que la Administración es tan inhumana”. (Raúl Hernández)

El papel del juez. “¿Qué pinta un comité ético y un juez en la cesión de un órgano de una madre a un hijo? Es mi hijo, y es mi órgano y se lo doy cuando a mí me dé la gana”. (Carlos)

Miedo a la restricción. “Sólo esperamos que no se restrinjan los casos de niños cuyas enfermedades raras son tratadas en otros hospitales”. (Santa Cruz)

Ayuda que ya comenzó. “Ya ingresé lo que pude, espero que los ayude. Ánimo, soy padre y lo peor que me puede pasar es que le pase algo a mi hijo”. (Ricardo)

Una experiencia similar. “Pasé por algo similar y gracias a Dios ya mi niña tiene 18 años. Un gran abrazo y mucha fe y fuerza que todo saldrá bien”. (Verónica)

[/apunte]