X
GRANADILLA >

Grafitis de la época

   

Grabado encontrado en el Charco del Pino, que se conserva en buen estado.| DA

NICOLÁS DORTA | Granadilla

Grabados rupestres con forma de barcos, que podrían describir veleros del siglo XV al XIX, han sido hallados en numerosas zonas de la isla como manifestaciones testimoniales de gente, probablemente pastores, que veían los barcos desembarcar en nuestras costas. En una zona de Charco del Pino, ha sido hallado a unos nueve kilómetros del litoral, uno más de estos grabados sobre rocas. “Son como grafitis de la época, se dibujaba lo que se veía”. Así lo ha manifestado José Luis González, quien ha fotografiado esta roca descubierta hace como año y medio.

González, aficionado al senderismo, ha puesto en conocimiento del Cabildo este hallazgo, “para conseguir entre todos que este patrimonio no se pierda, para que logremos conservarlo y que nuestros hijos puedan seguir disfrutando de tan singular obra de arte y de otras muchas que están es nuestro territorio”, apunta este vecino.

“No se sabe con certeza el motivo ni la fecha de este grabado, aunque todo apunta a que se trata de la representación de un desembarco, probablemente en la playa de El Médano o cercanías”, añade. “Ahora nos corresponderá investigar los porqués de este grabado rupestre, aunque sólo sea un poco, dado los problemas que plantean este tipo de manifestaciones arqueológicas y sus misterios”, añade José Luis González. El que lo ha descubierto está convencido de que posiblemente haya más gente que sepa de esta zona, porque, “cuando lo encontré, hace año y medio, estaba tapado de una manera”. González prefiere “que no se sepa el lugar exacto para protegerlo”.

Por su parte, el área de Patrimonio del Cabildo asegura que se han registrado más de cien grabados de esta tipología en toda la isla y que son difíciles de datar. Aparte existen de otro tipo, unos 3.000, añaden desde Patrimonio.

Por su parte, el catedrático de Arqueología de la Universidad de la Laguna, Antonio Tejera Gaspar, corrobora que esta clase de grabados dibujan barcos desde el siglo XV al XIX, que pasan por las islas. “Probablemente algún cabrero lo ha hecho”, apuntó. “Desde 1340 han venido barcos a nuestras islas de diferentes tipos; es posible que se fijaran en estas embarcaciones, veleros, calaveras, y las dibujasen”, dijo.

Se trata, en la mayoría de los casos, “de trazos finos y limpios”; ahora, “las interpretaciones de cada uno es otra cosa”, apuntó el catedrático de Arqueología. Tejera Gaspar descarta “que sean aborígenes” o prehispánicos, aunque destaca que “normalmente se han encontrado cerca de yacimientos aborígenes”, dijo este experto.

En el sur de Tenerife existen bastantes zonas donde se pueden encontrar grabados en las rocas. De esta clase también hay en Santa María del Mar, donde Cabrera Gaspar ha colaborado en un trabajo.

Proteger grabados rupestres no es fácil, como ocurre con una de las manifestaciones prehispánicas más famosas, las halladas en 1980 en Aripe, en Guía de Isora, con motivos figurativos e investigadas por el propio Tejera Gaspar. “Esto fue sin duda un hallazgo importante y singular para conocer más acerca de nuestra cultura”, dijo. También en el entorno de la Montaña de Tejina existen trazos aborígenes destacados en varias rocas, en el entorno de yacimientos.