X
MEDIO AMBIENTE >

Greenpeace da por hecho que el puerto de Granadilla hará desaparecer 17 playas

   

T. FUMERO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

“Las consecuencias [de la construcción del puerto previsto para Granadilla] no solo se se verán en los fondos marinos, sino que afectará a unas 17 playas, las mejores del litoral sur de Tenerife, cuyo aporte de arena se reducirá drásticamente lo que provocará su desaparición, y junto a ella toda la industria turística asociada a estos lugares”. La frase está recogida textualmente en el informe anual de Greenpeace España Destrucción a toda costa, que analiza este tipo de ecosistemas y que fue presentado este miércoles en Madrid.

En referencia a la arena, cabe recordar que en días pasados se hizo público que la Autoridad Portuaria se replantea seriamente la medida compensatoria prevista para su posible desvío, conocida como by-pass. El motivo es rotundo: los datos manejados en su día son claramente insuficientes para entender que ocurrirá con la arena y, por consiguiente, con las playas, tal y como reconoce el propio director de la fundación creada para la fiscalización medioambiental del proyecto, Antonio Machado Carrillo.

Ello ha provocado que se haya convocado un concurso para un nuevo estudio sobre el flujo de arena, que llevarán a cabo especialistas de la Universidad de Cantabria.
Por lo que respecta al resto del informe, el proyecto para el Sur de Tenerife es uno de los más destacados en el de por sí crítico documento, al punto que lo valora como “el mejor ejemplo de todo el país de una infraestructura portuaria sin justificación ambiental ni social ni económicamente”.

Sea como fuere, el informe cuestiona con fiereza todo el modelo de desarrollo previsto para la Isla, que entiende ligado a la nueva infraestructura del Sur. Así, el documento detalla que “este proyecto no se entendería sin el abastecimiento de gas a las centrales de ciclo combinado proyectadas, el tendido de alta tensión, el cierre sur de la autopista anillo insular para el transporte de mercancías por tierra y las miles de plazas hoteleras proyectadas”.

El doble de Montaña Roja

Entre las críticas al nuevo puerto, Greenpeace España detalla que con su construcción “se ganarán 1.500.000 metros cuadrados [al mar] para lo que harán falta más de 21.000.000 metros cúbicos de material de cantera. Como ejemplo, cabe indicar que la protegida Montaña Roja de El Médano, que también se verá afectada por las obras, tiene un volumen de unos 11.250.000 metros cúbicos, por lo que haría falta dos veces esta montaña para poder realizar el relleno”.