X
Por Ramiro Cuende Tascón >

If

   

If, en Cuentos de mar y tierra de Kipling, me sirve para alentar a los elegidos para este nuevo mandato santacrucero… “Si entre la turba das a la virtud abrigo; si marchando con reyes del orgullo has triunfado; si no pueden herirte ni amigo ni enemigo; si eres bueno con todos pero no demasiado, y si puedes llenar los precisos minutos con sesenta segundos de combate bravío, tuya es la tierra y todos sus codiciados frutos…”

Santa Cruz es una ciudad para descubrir el inagotable placer de lo esencial, de lo familiar, hagámoslo posible. ¡Lo ha sido! Pensar y visualizar los posibles escenarios por los que un municipio debe caminar no es asunto fácil. Exige un compromiso honorable por parte de nuestros representantes, no en vano, deciden, en algún modo, el futuro de nuestras vidas.

La exploración de un modelo para nuestro municipio, nuestra ciudad y nuestros barrios, para cualquiera que pretenda acceder al futuro de la mano del compromiso colectivo, se basa en la búsqueda de dicho deber desde los inicios del replanteamiento. La participación no puede ser el velo final que cubre lo ya decidido. La información fluida y transparente se hace necesaria desde los comienzos. Espero que la experiencia vivida enseñe a proceder con nuevos modos.

A la sociedad actual le cuesta reconocer su tradicional tejido. Por el motivo que sea, seguro, alguno conocido, interesa una sociedad ausente. Cualquier recomposición, cualquier replanteo estratégico, hoy, debe partir de la recuperación de lo colectivo, de la ruptura con una forma de hacer política distante de la ciudadanía.

La participación ciudadana debe ser libre, basada en lo heterogéneo y no en el adocenamiento. El mandato que se inicia parece un buen momento para probar la calidad y el grado de participación existente en nuestro municipio ¿100 días?