X
PLENO DE INVESTIDURA >

La agenda del Gobierno y la de los diputados

   

YAZMINA ROZAS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Mientras el candidato de Coalición Canaria (CC) y el PSOE a la Presidencia del Gobierno autonómico, Paulino Rivero, desgranaba ayer, en el Parlamento regional, los 10 compromisos presentes en la agenda del nuevo Ejecutivo, algún diputado manejaba la suya propia, con unas tareas bastante diferentes. Como la de la socialista Rita Gómez, en la que se podían leer algunos puntos del orden del día como pasar la ITV o el supermercado.

Con apenas cinco minutos de retraso, Rivero comenzó su discurso, que se prolongó durante alrededor de una hora y 20 minutos y que siguieron atentamente, y con gesto serio, tanto el presidente del Partido Popular (PP) y del grupo parlamentario popular, José Manuel Soria, el de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, y el secretario general del PSOE en Canarias, José Miguel Pérez.

Mientras la mayoría de los diputados recurría al tradicional bolígrafo y papel para hacer anotaciones, entre los populares se vio a más de un parlamentario escribiendo en sus iPads. Como Soria, quien, además, retransmitió el discurso de Rivero a través de su cuenta en Twitter. El dirigente popular publicó comentarios como: “Nunca antes vi un discurso de investidura tan triste, el, parlamento esta tarde parece un funeral, la cara de muchos amigos de CC, un poema”. Está claro que en el PP han calado las nuevas tecnologías. Tanto uso le dan que la portavoz del grupo parlamentario popular, María Australia Navarro, se quedaba sin batería en su iPhone y tuvo que pedirle un cargador a uno de los ujier.

Pleno investidura

El iPad es ya un habitual en los plenos. / SERGIO MÉNDEZ

El nivel de concentración de los parlamentarios iba diluyéndose a la misma velocidad que el discurso de Rivero. A la hora aproximada desde su inicio, las caras de muchos diputados denotaban ya cierto aburrimiento y se prodigaban las miradas furtivas al móvil, los comentarios con el compañero de escaño de al lado o el pase de notitas.

En algunos momentos del mismo parecían más atentos a las palabras los diputados populares que los del propio partido de Paulino Rivero, a quienes se les veía bastante más relajados.
En esta ocasión, los representantes políticos no fueron recibidos a su llegada a la sede del Parlamento por los indignados del movimiento 15M, aunque sí que hubo algún manifestante aislado. El resto continúa con su ‘gira’ por los municipios tinerfeños.

La sesión finalizó con un minuto de silencio por la muerte de la madre de la diputada nacionalista Flora Marrero y la del socialista Onésimo García Camacho. Hoy la sesión se reanuda a las nueve de la mañana.