X
SANTA CRUZ

La capital está desbordada ante las demandas de ayudas sociales

   

RAÚL DÍAZ | Santa Cruz de Tenerife

Santa Cruz se encuentra a punto del colapso, debido a la gran demanda de ayudas sociales que son incapaces de atender tanto desde el ayuntamiento como de las ONGs y colectivos que se encuentran en la capital. Peticiones de ayudas que no sólo vienen de vecinos de Santa Cruz, sino de todos los municipios de Tenerife que ven en la capital el único lugar de la Isla donde les pueden ayudar.

Es el caso de la ONG Sonrisas de Anaga que continua batiendo récords repartiendo alimentos a familias que se encuentran en una situación de precariedad absoluta. Las estadísticas así lo confirman , y es que durante el primer semestre del año pasado (2010) se repartieron 19.527 Kilos de alimentos entre 6.932 usuarios y en este año hasta el mes de junio se han repartido 101.070 Kilos de alimentos ( 417% +) y atendido 10.524 Usuarios (51% +).

Estos datos demuestran con rotundidad la situación por la que están pasando muchas familias, no sólo de Santa Cruz sino del resto de los municipios tinerfeño, de necesidades básicas y de la precariedad en la que se encuentran. Tanto las dos ONGs que operan en Santa Cruz como los colectivos sociales se quejan de la ausencia de subvenciones por parte de las administraciones públicas, lo que está haciendo que los voluntarios se dirijan a visitar distintas fábricas y empresas privadas en busca de alimentos para atender la cantidad de peticiones de ayudas sociales, que hacen que se encuentren en estos momentos totalmente desbordadas.

Transporte

Otro de los grandes problemas con los que se están encontrando todos estos colectivos es el problemas del transporte, ya que no reciben ninguna ayuda para costear el transporte de las mercancias, lo que conlleva que en muchos casos sean los propios voluntarios los que tienen que pagar los costes con dinero de su propio bolsillo.

Todas las familias que acuden a la ONG vienen derivadas con sus informes por las asistentas sociales de casi todos los municipios de la Isla. Familias que tienen a todos sus miembros en el paro y muchas de ellas ya llevan más de un año sin prestación alguna.

La asociación Sonrisas de Anaga celebró este viernes un Maratón de Alimentos que duró más de doce horas, desde las diez de la mañana hasta las diez de la noche. Fueron doce horas sin interrupción y se logró entregar los alimentos a todas las personas que ya habían solicitado su ayuda social a través de la cita previa. Lo cierto es que la crisis económica ha aumentado sin duda no solo las demandas de alimentos, sino también los colectivos que colaboran.