X
Por Tinerfe Fumero >

La columna Churchill

   

El PSOE condena a Curbelo por interés

¡Qué desvergüenza la de la dirección socialista en el caso Curbelo! ¡Qué bien les viene para ofrecerlo como pieza intercambiable por el caso Camps! Como Casimiro Curbelo es canario e irrelevante en su horizonte político, lo condenan y hasta le insultan, como hace José Bono y la presunción de inteligencia. Mientras Pedro Solbes cobra hoy de la compañía eléctrica italiana por la que tanto abogó en la venta de Endesa, y Carlos Ocaña cobra de la fundación de las cajas de ahorro a las que tanto favoreció para que no pagasen los impuestos previstos en caso de fusión. Pero, claro, para denunciar estos evidentes casos de corrupción (cuanto menos ética) hay que asumir unos riesgos políticos y tener una altura personal que hace mucho que el PSOE olvidó en beneficio de la propaganda…

Salvo excepciones, hasta última hora silencio en el socialismo canario

Antes de que Casimiro Curbelo presentara su dimisión, sólo se habían postulado Julio Cruz -al que le honra salir en defensa de su mentor político- y Jerónimo Saavedra, al que su ausencia de futuro le permite decir lo que piensa. Hay quien disfruta del lujo de la libertad, pero hay tantos esclavizados por la poltrona que ocupan que se confunden, y mucho.

Esa esclavitud nos hunde

No puede ser que los cargos públicos sean siervos de los intereses, ya de sus partidos ya personales. Esas miserias humanas son comprensibles entre los que tienen poco y luchan diariamente por su supervivencia (cada vez más y más gente, por cierto), pero no es su caso.

Tenía que ser Valleseco

Justo tenía que ser el barrio que ha protagonizado un durísimo enfrentamiento con la Autoridad Portuaria el que se quedara con la Virgen esperando en la punta del muelle. Algún tipo de desagravio tranquilizaría a los que no creen en las casualidades, y menos aún en política.