X
PUERTO DE LA CRUZ >

“La demora en la aprobación de un plan genera desconfianza”

   

Casco del Puerto de la Cruz. | MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | PUERTO DE LA CRUZ

El Plan Especial de Protección del Casco Histórico del Puerto de la Cruz abrirá la ciudad al mar y respetará las alturas de los edificios en sintonía con el diseño urbanístico. Actualmente este documento, que se encuentra en exposición pública, pretende una explicación más clara y concisa del ámbito del conjunto histórico. El viceportavoz y número dos del Grupo Socialista en la ciudad, Guillermo Pérez Pastor, analiza y explica las vicisitudes de este plan y su trascendencia para el futuro del municipio.

Para el PSOE, la clave del éxito del Plan Especial radica en el consenso, que es la fórmula propicia para avanzar en beneficio de la mejora de la ciudad y matiza que el retraso en la aprobación de un plan genera desconfianza. Pérez explica que entre los aspectos más relevantes de este proyecto se contempla la apertura de la ciudad al mar. “Es fundamental abrir el casco al mar, se prevé que se conecten paseos y que haya un litoral abierto y q se convierta en avenida, a ser posible de titularidad pública. Se trata del primer plan que tiene como prioridad abrir la ciudad al mar”.

El retraso en la aprobación del plan supone, “una demora en las inversiones por lo que es comprensible la preocupación del empresariado y el descontento entre la población. La tardanza del documento afecta en el turismo y el consorcio tiene ascendencia sobre el plan especial y puede tener la facultad de indicar al redactor que modifique ciertos aspectos. Estos planes marcan hacia donde quieres ir y todas estas iniciativas deben de contar con el consenso más amplio porque hay que tener claros los objetivos”, indica Pérez.

“El Puerto de la Cruz necesita más que una reforma, una reconversión, por lo que es esencial una aprobación que no se demore y atraiga a los futuros inversores”. El número dos del PSOE entiende que los ciudadanos tengan motivos para estar preocupados ya que hay muchos comercios cerrados. Para Pérez, “este enclave es una ciudad de servicios y debe especializarse en servicios de excelencia”.