X

La Fiscalía pedirá cárcel para los responsables de siniestro mortales

   

EFE / DIARIO DE AVISOS
MADRID / SANTA CRUZ DE TENERIFE

El Fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, anunció ayer que todos los conductores que provoquen un accidente de tráfico con resultado de muerte o heridas graves, serán imputados inicialmente por el delito de homicidio imprudente o lesiones, siempre que hayan cometido una imprudencia grave.

En una rueda de prensa en la que ofreció datos estadísticos sobre los delitos de seguridad vial, Vargas detalló cuatro de estos nuevos supuestos: conducir a más de 150 kilómetros por hora o con una tasa de alcoholemia superior a la permitida, utilizar el móvil mientras se conduce, no guardar la distancia de seguridad o circular sin respetar los tiempos de descanso.

Vargas recordó que el delito de homicidio imprudente está castigado con una pena de cárcel de uno a cuatro años y el de lesiones graves -como daños medulares, cerebrales o politraumatismos severos- con tres meses a tres años de prisión. “Se pretende elevar la respuesta penal” y “luchar contra lacras como la velocidad o el alcohol al volante”, subrayó Vargas.

Estas nuevas imputaciones iniciales contra los conductores involucrados en accidentes graves fueron acordadas ayer en una reunión que mantuvo Vargas con los responsables policiales de seguridad vial de toda España.

Además, en los casos más graves de accidentes de tráfico provocados por una imprudencia grave, la respuesta de los fiscales y la policía judicial será pedir el ingreso en prisión inmediato, el decomiso del coche y la intervención del permiso de conducir, comentó el Fiscal de Seguridad Vial, quien insistió en que la respuesta para evitar todo ello es la prevención.

Suben procedimientos

Vargas detalló que del número de procedimientos incoados en 2010 (110.411), cifra muy parecida a la del año anterior (110.558), 71.181 casos corresponden a delitos por conducción etílica, que suponen el 35,5% del total.

Perseguir de forma más exigente a las personas que conducen en estado de embriaguez y el considerar delito la simple superación de la tasa de alcohol establecida legalmente son algunas de las razones por las que la Policía detecta más este tipo de delitos y que el pasado año aumentaran un 13% los procedimientos seguidos por conducción etílica, según el fiscal.

[apunte]Las víctimas: “Hace tiempo que deberían hacerlo”

El presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA), Francisco Canes, se mostró “sorprendido” de que la Fiscalía no esté persiguiendo ya de oficio por un delito de homicidio imprudente a los conductores infractores que provocan accidentes de tráfico con víctimas mortales.

“Esto hace tiempo que se debería estar haciendo. La sociedad lo daba por supuesto. Me he quedado de piedra”, aseguró Canes.

Para el presidente de esta asociación de víctimas, el anuncio realizado ayer por Vargas es solo un intento por “tapar el fracaso” de la aplicación de la reforma del Código Penal en delitos de seguridad vial.[/apunte]