X
MARCHA DEL ORGULLO GAY >

La manifestación del orgullo gay tomó las calles de Madrid

   

Imagen de la manifestación estatal del Orgullo Gay convocada por colectivos de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB). | EFE

EFE | Madrid

La manifestación del Orgullo Gay arrancó ayer a las seis y cuarto de la tarde en el centro de Madrid con la explosión de una traca y en un ambiente festivo al que se sumaron miles de personas que reivindicaron la igualdad de derechos para este colectivo y en solidaridad con aquellos que viven con el VIH.

El punto de partida fue la Puerta de Alcalá, donde se situó la cabecera de la manifestación, marchando con el lema “Salud e Igualdad por Derecho”, una pancarta bajo los colores de la bandera del arcoiris, que llevaron entre otros la secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aido y el secretario del Plan Nacional sobre el SIDA, Tomás Hernández.

Una participante con una bandera del arco iris. | EFE

También en la primera línea de la manifestación estaban otros dirigentes políticos de la Asamblea de Madrid; el secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo; el coordinador de IU, Cayo Lara, y el portavoz de esta coalición en el Congreso, Gaspar Llamazares, además de los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y el de UGT, Cándido Mendez.

Tras la primera pancarta de la manifestación, organizada por la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y el colectivo de Madrid COGAM, se pueden leer otras que promueven la visibilidad de las personas con sida o que insisten al PP en que retire el recurso ante el Constitucional contra la ley que permite el matrimonio homosexual.

Posteriormente saldrán la treintena de carrozas que conforman esta cabalgata, en la que el colorido domina entre la multitud rodeada de globos rosas y blancos y envuelta en la música de tambores y del grupo Abba.

La lucha contra el sida está muy patente desde el comienzo del desfile, que coincide con los 30 años del descubrimiento del primer caso detectado.

La marcha concluirá sobre las nueve de la noche en la Paza de España, donde se leerá un comunicado y después la cantante Marta Sánchez pondrá el colofón al desfile con un concierto.

Unos participantes disfrazados al estilo hawaiano esperan el inicio de la marcha. | EFE

Vista general a su paso por la Gran Vía, de la manifestación del Orgullo Gay. | EFE

[apunte]

La asociación ‘colegas’ critica que el orgullo de Madrid se ha convertido en un “pujante negocio para unos pocos”

La Confederación Española de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales ‘Colegas’ ha criticado este sábado la utilización que se realiza actualmente de las reivindicaciones del colectivo en la manifestación del Orgullo Gay y que se haya convertido en “un pujante y nítido negocio para unos pocos”.

“Además de las suculentas subvenciones de las administraciones (sobre todo por parte del Ayuntamiento de Madrid) por el pretendido barniz social y reivindicativo del evento, nos encontramos con la comercialización más absoluta no sólo de las carrozas de la Marcha Oficial sino de los espacios en las mismas calles y plazas de la ciudad”, ha indicado la asociación.

En este sentido, denuncia que durante una semana el Consistorio matritense cede “gratuitamente” esos espacios que la organización del evento “rentabiliza enormemente a coste cero”. “Sin duda, un rentabilísimo negocio… para unos pocos, ese lobby gay del PSOE que controla el ayatolá gay Pedro Zerolo (concejal socialista en el Ayuntamiento de Madrid)”, ha afirmado ‘Colegas’ en un comunicado.

Parque temático gay

Y es que esta organización cree que la reivindicación inicial de las primeras marchas del Orgullo por conseguir una equiparación jurídica plena y una lucha contra la discriminación se ha convertido en los últimos años “en un mero parque temático del estereotipo gay donde se pone a la venta el alma de la reivindicación, la lucha y los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales”.

“Por unos pocos euros puedes hacerte la ilusión de ser un activista y un luchador por la libertad y los derechos LGBT, y emular a gente que luchó en tiempos difíciles donde ser gay o lesbiana públicamente significaba la denostación social, la humillación y cuando no el acoso, los insultos y hasta una violencia física directa.

Puedes disfrazarte por un día de un Harvey Milk, un Karl Heinrich Ulrichs o un Magnus Hirschfeld de carnaval, pero en vez de sufrir sus vicisitudes y sufrimientos en la lucha, te diviertes y te lo pasas ‘guay’”, ha ironizado ‘Colegas’.

Por ello, cree que “un carnaval de estereotipos” no es la mejor forma de pedagogía social y muchos gays y lesbianas “no se encuentran representados”. “En vez de seguir en nuestra tarea social de convencer a esa parte de la sociedad que aún no acepta la diversidad lo que logramos es todo lo contrario: cerrarlos a la misma y reafirmarlos en sus estereotipos y visión negativa de la homosexualidad”, ha agregado.

Integrismo gay

La asociación gay también arremete contra la caricaturización y ataques protagonizados por algunos manifestantes contra las creencias religiosas y opiniones políticas de personas “que no terminan de abrirse a la diversidad” y cree que esta actitud es “incomprensible en aquellos que piden tolerancia a la sociedad y no dan ejemplo con quienes discrepan de ellos”. “En nuestra sociedad actual ahora está de moda todo lo que lleve la etiqueta gay. Se considera que es algo moderno, progresista, social, pro derechos de homosexuales y pro derechos humanos en general. Pero no todo lo gay contribuye a aumentar los derechos de gays y lesbianas y su normalización social. Incluso muchos gays confunden el derecho a divertirse como un derecho básico, aunque eso sea molestando a otros ciudadanos o interfiriendo en los derechos básicos de otros ciudadanos”, ha señalado ‘Colegas’.

[/apunte]

Desfile del Orgullo Gay en Londres, Inglaterra. | EFE

Londres celebra el 40 aniversario del día del orgullo gay

Con abundantes banderas gay, rostros pintados, divertidos eslóganes y atuendos variopintos, Londres celebra hoy en sus barrios más céntricos el cuarenta aniversario del Día del Orgullo Gay.

Como cada año durante las últimas cuatro décadas, miles de ciudadanos de todas las edades y orientación sexual abarrotaron los enclaves más concurridos de la capital, repleta hoy de un público ecléctico que festejaba la ocasión con alegría para reivindicar los derechos de gays y lesbianas.

La marcha del Orgullo Gay londinense, una de las más dinámicas y populares de Europa, arrancó oficialmente en Regent Street desde donde empezó a moverse hacia Trafalgar Square y Piccadilly Circus.

En este último punto, los asistentes escucharon diversos pregones además de disfrutar de distintas actuaciones durante la tarde en varios escenarios.

Con motivo de esta ocasión, muchos locales gay, hoteles, restaurantes y bares ofrecieron promociones especiales para conmemorar la fecha, que se lleva celebrando desde el año 1972, cuando el activista Peter Tatchell habló de organizar una primera para celebrar el Orgullo Gay en julio de ese año.

[apunte]

La Iglesia inglesa abre la puerta a una mayor aceptación de la comunidad gay

El anuncio de la Iglesia de Inglaterra de que considerará la posibilidad de que clérigos gays puedan convertirse en obispos ha dejado abierta la puerta a una mayor aceptación de la homosexualidad.

En un comunicado, esta institución mostró su disposición a volver a evaluar la actual situación de la comunidad eclesiástica gay que aspira a avanzar escaños en la jerarquía del anglicanismo.

Pese a que desde el 2005, se acepta el hecho en el Reino Unido de que el clero del mismo sexo mantenga uniones civiles, siempre y cuando se mantengan célibes, no estaba claro si la Iglesia permitía a esos sacerdotes optar a convertirse en obispo.

En la citada nota, el obispo de Norwich, Graham James, afirmó que “contrariamente a la percepción popular, se ha invertido muy poco tiempo (por parte de la Iglesia de Inglaterra) en los últimos años para debatir la homosexualidad”.

La última vez que se abordó el asunto, hace seis años, “la Iglesia se pronunció sobre las implicaciones de la introducción de la unión civil entre el clero”.

En la nueva revisión, se incluirá una evaluación sobre si los curas que mantienen una alianza civil deberían ser considerados aptos para posibles nombramientos como obispos.

James, que reconoció que ése fue un punto que no se aclaró en el 2005, admitió ahora la “responsabilidad” de la Iglesia de Inglaterra para afrontar el tema.

Por otro lado, esta institución también se ha comprometido a adoptar un enfoque “más amplio” en cuanto a las relaciones del mismo sexo, una decisión “motivada por el deseo de ayudar a modelar el continuo debate de forma constructiva”.

El anuncio fue acogido con una mezcla de esperanza y escepticismo por la comunidad homosexual británica que hoy, además, celebra, en Londres, el Día del Orgullo Gay.

Lo cierto es que la institución lleva tiempo sufriendo fuertes presiones para adecuarse a las leyes que garantizan un trato igualitario a las personas homosexuales.

De hecho, recientemente un equipo de abogados alertó a la Iglesia de Inglaterra de que podrían estar infringiendo la ley e incurriendo en discriminación al impedir a esos hombres optar al cargo de obispo por su orientación sexual.

La cadena pública británica BBC señala al respecto que esa revisión anunciada podría obedecer parcialmente a que el clérigo gay Jeffrey John, que había contraído una alianza civil con otro hombre, fuera recientemente rechazado como candidato para el obispado de Southward debido a su homosexualidad.
[/apunte]