X
SALUD INFANTIL >

La obesidad en los niños, principal problema de salud pública en las Islas

   

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín y el Presidente de la AESAN, Roberto Sabrido. | DA

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

La publicación del informe de ámbito estatal Aladino sobre la incidencia de la obesidad infantil confirma que la decisión adoptada por el Gobierno de Canarias desde principios de siglo de aunar esfuerzos contra esta epidemia se ha generalizado en toda España, cuyos parámetros -entre el 18 y el 20%- ya son los mismos que se dan en las Islas y que se han estabilizado en estos años.

El informe Aladino, presentado ayer por la ministra de Sanidad, Leire Pajín, es una encuesta sobre unos 8.000 niños de toda España y, entre sus conclusiones, destaca que “es necesario realizar intervenciones educativas dirigidas principalmente a las clases sociales con menores niveles de renta y de estudios para reducir las desigualdades en salud”.

Con respecto a la tarea llevada a cabo en las Islas, cabe destacar que el Archipiélago constituyó su propia estrategia, denominada Delta, antes de la aparición de la estatal, denominada Naos.

Según el director general de Salud Pública autonómico, José Fernando Díaz-Flores, “en 2000 saltaron todas las alarmas en Canarias porque en apenas una década se duplicó el porcentaje de niños obesos. Hoy, la concienciación en temas nutricionales entre los canarios es la mayor de toda España, pero apenas hemos logrado frenar la subida: La obesidad infantil sigue siendo nuestro principal problema de salud pública”.

Díaz-Flores recuerda que “un niño obeso equivale, prácticamente, a un adulto obeso, y un adulto obeso presenta enfermedades como la diabetes o la hipertensión con décadas de antelación con respecto al resto de la población”.

Tanto Díaz-Flores como Pajín coinciden en que normativas como la que prohíbe la bollería en los colegios “eran necesarias y van en la dirección adecuada”.

Estas premisas son las que han guiado la elaboración de la recientemente aprobada Ley de seguridad alimentaria y nutrición.

Es una Ley que incide en la educación sobre hábitos alimentarios saludables y fomenta la práctica de actividad física en los colegios.

Y que, al mismo tiempo, establece medidas para evitar los ácidos grasos trans en los alimentos, aumenta el control sobre el marketing de alimentos dirigido a menores y elimina la publicidad y los productos ricos en grasas, azúcares y sal de los colegios.

Una de las medidas más destacadas de la Ley es la obligación del Gobierno de elaborar, con carácter quinquenal, una estrategia de prevención de la obesidad y promoción de una alimentación sana y de la actividad física.

[apunte]

Conclusiones principales del estudio ALADINO (ALimentación, Actividad física, Desarrollo INfantil y Obesidad), realizado por la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN)

- El estudio ‘ALADINO’ recoge información de cerca de 8.000 niños y niñas de toda España y revela que el exceso de peso en la población infantil española se ha estabilizado en los últimos diez años.

- A pesar de esta estabilización (solo un punto por encima a la existente hace diez años), el exceso de peso afecta al 45,2% de los niños y niñas de entre 6 y 9 años.

- De ese 45,2% de exceso de peso detectado se reparte de la siguiente manera: el 26% corresponde a menores con sobrepeso mientras que los menores estudiados con obesidad llegan al 19%.

- Por género, los niños tienen más exceso de peso que las niñas (26,3% de sobrepeso frente a 25,9 y 22% de obesidad frente a 16,2).

- El estudio revela que los niños y niñas que viven en las clases sociales más desfavorecidas, desde el punto de vista educativo y económico, son los más afectados. Los niveles de sobrepeso y obesidad infantil en las familias con menos recursos están alrededor del 48%, lo que supone casi ocho puntos más que el exceso de peso detectado en las familias con más recursos.

- El porcentaje de niños y niñas con un peso normal es mayor cuando no disponen en su habitación de aparatos de ocio audiovisual (ordenador, dvd, consola de videojuegos). De esta forma, el 56,2% de los menores que no dispone de este tipo de ocio estaría en un peso saludable frente al 43,2% que tendría sobrepeso u obesidad. En cambio, el porcentaje de niños y niñas con exceso de peso es del 50,2% cuando sí disponen de ordenador, consola, etc. en su habitación y solo el 48,9% estarían en su peso normal.

- El porcentaje de niños y niñas que tienen un peso saludable es mayor entre los que habitualmente comen en los comedores escolares. Entre los que comen en casa, el 51,7% tiene un peso normal y el 47,6% tiene exceso de peso. Entre los que comen en el colegio, el 56,3% tiene un peso normal y el 43% tiene sobrepeso u obesidad.

- El exceso de peso en la infancia es un problema de salud serio que puede conllevar el desarrollo de enfermedades en la edad adulta como la diabetes, la hipertensión, trastornos del aparato locomotor, etc.

- Al riesgo de padecer las enfermedades antes citadas hay que añadir que la obesidad infantil está ligada al bajo rendimiento en el colegio y a una baja autoestima del niño y la niña.

- Cerca del 60 % de los niños y niñas que presentan sobrepeso antes de la pubertad tendrán sobrepeso cuando sean adultos jóvenes, adelantando la edad media de presentación de enfermedades no transmisibles y generando además un gran incremento de demanda de servicios sanitarios.

[/apunte]

Vea el Estudio de prevalencia de obesidad infantil ALADINO

MSPSI_PresentacionALADINO