X
BREÑA ALTA >

La playa de Bajamar vuelve a lucir la Bandera Azul por su calidad

   

DIARIO DE AVISOS | BREÑA ALTA

El Ayuntamiento de Breña Alta ha reforzado el servicio de vigilancia y de seguridad en la playa de Bajamar para los meses de julio, agosto y septiembre. El servicio de vigilancia y socorrismo en la playa constará de la presencia de dos socorristas de la empresa Soac La Palma, SL, en horario de 11.00 a 18.00 horas, de lunes a domingos.

Este servicio de socorrismo se verá reforzado además por el apoyo de los agentes de la Policía Local de Breña Alta, cuya función en esta zona de ocio será velar por la seguridad de los peatones y los posibles incidentes contra la propiedad que se pudieran registrar, sirviendo de apoyo a labor desarrollada por la empresa de socorrismo antes mencionada.

Estas condiciones de seguridad para la playa de Bajamar han redundado en que haya sido distinguida un año más con la Bandera Azul, “distinción concedida por nuestro empeño en prestar un mejor servicio”, según indicaron desde el Ayuntamiento. Se trata de una playa muy utilizada por la población local, especialmente de la capital palmera, dada la cercanía a la que se encuentra de Santa Cruz de La Palma.

La Bandera Azul fue izada por el alcalde de Breña Alta, Ángel Alonso, y por el primer teniente de alcalde, Blas Bravo. Esta enseña, por segundo año consecutivo, ha sido concedida a la playa de Bajamar.

Ángel Alonso mostró su satisfacción por recibir esta distinción y expresó el compromiso del grupo de gobierno, integrado por el PSOE y el PP, de intentar mantenerla en años sucesivos, “demostrando así nuestro interés por mejorar el servicio prestado a los usuarios de la playa, y en pro de una sostenibilidad ambiental de la zona”. Desde el grupo de gobierno del Ayuntamiento de Breña Alta recordaron que en los últimos años se ha ido dotando a esta playa de servicios que han mejorado considerablemente el uso de ella por los ciudadanos, a los que, además, le solicitan que contribuyan al mantenimiento del medio desde el “respeto cívico de las instalaciones para su conservación en perfecto estado”.