X
SANTA CRUZ >

La refinería de Santa Cruz, una central sostenible

   

SANTY TORRES | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El siglo XXI ha traído a nuestra sociedad un gran avance en todos los aspectos que ocupan nuestra vida. El problema es el impacto medioambiental que tiene sobre nuestro planeta el desarrollo humano. Vocablos, ahora tan frecuentes, como efecto invernadero, agujero en la capa de ozono o contaminación no formaban parte de nuestro léxico diario. Afortunadamente, los expertos han descubierto la clave para resolver este conflicto: el desarrollo sostenible.

El secreto está en lograr que el desarrollo de la sociedad sea compatible con el mantenimiento del bienestar del medio ambiente. Es esto lo que la petroquímica Cepsa tiene como objetivo primordial. Para demostrarlo, presentó ayer en rueda de prensa la Declaración Medioambiental del 2010, una forma de dar a conocer su meta de reducir al máximo la contaminación.

El acto fue presidido por el director de la refinería, Salvador García, y el jefe de Protección Ambiental, Seguridad, Calidad y Laboratorio (Pascal), Vicente Babío. García no dudó en asegurar que “estamos cómodos y tranquilos con nuestros sistemas de seguridad” pero “con la incomodidad necesaria para mejorar”.

Su actividad

La refinería fue inaugurada en 1930, convirtiéndose así en la primera central de refinado de petróleo de España. Además, fue la primera empresa de las Islas en incorporarse al Registro Europeo de Centros Adheridos al Sistema de Gestión y Auditorías Medioambientales (EMAS), una prueba más de su compromiso de transparencia. Cepsa quiere hacer ver que su actividad se localiza “muy cerca de la ciudad, pero cumplimos con todos los requisitos”, argumenta García.

Y así lo refleja su informe, en el cual se muestra una reducción del 10% de la emisión de dióxido de carbono respecto al 2009; la contaminación ligada a los óxidos de azufre y nitrosos también se encuentra en valores muy inferiores a los límites establecidos; y, la energía que emplea la central es muy reducida, tan solo un 3% del total de la que consume Canarias. Todo ello “conforma un gran entorno de seguridad”, explica el director.

Cepsa apuesta por proyectos medioambientales para lograr reducir el impacto de su actividad. Esperemos que siga así.