X
LA COLUMNA > POR MANUEL IGLESIAS

Las “evadas” de don Evo

   

El presidente de Bolivia, Evo Morales, es un personaje singular, que se ha transformado de ser candidato del Partido Comunista en su país,a reconvertirse luego en líder indigenista cuando los aires del marxismo perdieron fuerza, pasando por sindicalista cocalero y movilizador de los diversos movimientos políticos violentos y los bloqueos de carretera. Hoy dirige los destinos de su país, tal vez porque sus conciudadanos aplicaron aquello de “que gobiernen los que no dejan gobernar”, que tanto fruto suele producir a quienes saben usar los tumultos.

Ahora, un periodista y poeta, Alfredo Rodríguez, presidente de la Asociación Cruceña de Escritores, lo ha elevado al mundo literario, con la publicación de un libro titulado: “Evadas. Cien frases de Juan Morales Ayma para la historia”. En ella, el actual presidente, correligionario internacional de Izquierda Unida, opina de casi todo y casi siempre lo hace de una forma cuando menos singular.

Por ejemplo, de nuestro país y el elogio que le dedica el himno de la región de Santa Cruz, afirma: – “¿Cómo vamos a gritar ‘España la grandiosa’ cuando España ha sido nuestro saqueador, los invasores, los que nos han sometido?”.
Hay otras que merecen ser destacadas, como:
“El pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas. Por eso, cuando los hombres comen esos pollos, tienen desviaciones en su ser como hombres”.
“Fidel no se ha enfermado, solo está en reparación”.
“En Bolivia estaremos mejor que Suiza en diez o veinte años”.
“Algo interesante sobre la calvicie, y perdonen los hermanos europeos: la calvicie (…) es una enfermedad en Europa; casi todos son calvos, y esto es por los alimentos que comen, mientras que en los pueblos indígenas no hay calvos, porque no comemos esos alimentos. Pueden verme a mí por si acaso”.
“Cuando voy a los pueblos, quedan todas las mujeres embarazadas y en sus barrigas dice ‘Evo cumple’”.
“¿Saben que han dicho las mujeres en un evento en Cochabamba? Las compañeras en sus consignas dicen: Mujeres ardientes, Evo presidente. Otra compañera dice: Mujeres calientes, Evo valiente. No estoy mintiendo, está grabado en la televisión. Otras mujeres, unas compañeras más agresivas o atrevidas, dicen: Mujeres aguantan, Evo no se cansa”.
“Es más importante defender los derechos de la Tierra que los derechos humanos”.
Y para concluir, una consigna que no tiene desperdicio: “Por encima de lo jurídico, es lo político (…) cuando algún jurista me dice: Evo, te estás equivocando jurídicamente, eso que estás haciendo es ilegal, bueno, yo le meto por más que sea ilegal. Después les digo a los abogados: si es ilegal, legalicen ustedes, ¿para qué han estudiado?”.

Y hay quien lo tiene de modelo político.