X

Llenazo

   

Miguel Pérez y Añaterve serán los protagonistas en Santa Úrsula. / DA

LUIS DE LA CRUZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Jorge Valdano, quien fuera entrenador en la época dorada del Tenerife, siempre decía que los grandes acontecimientos hay que disfrutarlos; son la fiesta del deporte y es el premio al trabajo de toda una temporada.

El terrero de Santa Úrsula es esta noche (21.00 horas) el escenario de la mayor fiesta de la lucha del Archipiélago. Tijarafe Lavandería Mara y el Punta Brava se juegan el título de la Liga Disa-Gobierno de Canarias de Primera Categoría: es decir la mejor competición del Archipiélago. Los de Santa Úrsula son los vigentes campeones de esta competición. Lograron el entorchado el año pasado en el terrero de Tegueste con su triunfo ante el Rosario de Valle de Guerra.

El Punta Brava se ha convertido en el equipo revelación del año. Realizaron una campaña sobresaliente en la Liga CajaCanarias de Primera y por mala suerte no se anotaron el título. Su papel fue más que discreto en el Torneo Ciudad de La Laguna. Volvieron a la carga en la fase clasificatoria de la Liga Disa de Primera Categoría, dejando fuera de las semifinales a un conjunto como el Playa Honda.

Muchos son los reclamos para que el terrero de Santa Úrsula se llene hasta la bandera e incluso tengan que colgar el cartel de no hay entradas. Por eso, las directivas de ambos equipos tienen la intención de abrir las taquillas al menos dos horas antes para que no se den aglomeraciones en los alrededores del terrero. Además se ha catalogado el encuentro de alto riesgo y tanto el ayuntamiento de Santa Úrsula como la propia Guardia Civil extremaran las medidas para que el encuentro transcurra por los cauces normales, aunque en esto de la lucha canaria y, en los últimos tiempos el juego limpio y el buen rollito está por encima de todo.

Gran despliegue

La directiva del Tijarafe Lavandería Mara lleva días moviéndose por todo el Valle al objeto de llenar el terrero para la gran final. Se espera que los aficionados de toda la vida del Tijarafe estén hoy con su equipo. Además cuentan con un equipo importante de animación para darle aliento a los suyos desde la grada. Los colores rojo y blanco van a predominar en varias gradas del coqueto terrero de Santa Úrsula.

Por su parte el Punta Brava está realizando un enorme esfuerzo para que la gente del Puerto suba en peso a Santa Úrsula. Varias son las guaguas que saldrán del barrio marinero del Puerto de la Cruz hasta Santa Úrsula, a partir de las 19.00 horas. La marea verde también tendrá aliento desde la grada. Los hombres de Ignacio Ramos esperan contar con un gran aliado que es la afición de La Victoria. Esta siempre ha querido que pierda el Tijarafe porque es su gran rival y es posible que hoy se mezclen con los seguidores portuenses para que el título se vaya para la Ciudad Turística.
De todas maneras muchos serán los aficionados neutrales los que acudan al terrero de Santa Úrsula para ver una buena lucha. En una final; siempre hay muchos intereses y los nervios se pueden apoderar de los luchadores, pero salir a especular es un peligro. Tanto Félix Brito, mandador del conjunto de Santa Úrsula, como Ignacio Ramos, máximo responsable técnico del Punta Brava, son gente de ataque y seguro que se verá un buen encuentro. Ángel Melián será el árbitro del choque y contará con el apoyo de Tomás Delgado y Víctor González.

[apunte]Los puntales se conocen bien

El papel de los puntales es fundamental para el desarrollo de cualquier luchada porque son los que siempre tienen la voz de mando. Miguel Pérez es el jefe de filas del Tijarafe Lavandería Mara, mientras que Añaterve Abreu es el cabeza visible del Punta Brava. Esta temporada ha ocurrido de todo en sus emparejamientos que han sido muchos. Ellos solos no ganan las luchas y con el nuevo formato, tanto la media como la cola tienen mucho que decir en el desarrollo del encuentro. La clave estará en dejar un hombre por detrás a la hora de medirse los puntales. Amonestaciones, luchas a favor y en contra y no descalificarseson otras claves del desarrollo apasionante de una luchada, por si finalmente terminan empatados a doce tantos durante el desarrollo del encuentro. Cada uno de los mandadores tendrá que contar con un ayudante que controle todas las variantes de la luchada porque en un encuentro tan equilibrado, cualquier detalle es clave.[/apunte]