X
POLÍTICA >

Los consejeros autonómicos olvidaron jurar lealtad al Rey

   

B. A. | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El portavoz del Ejecutivo, Martín Marrero, restó relevancia al fallo en el protocolo seguido, el pasado lunes, en el acto de toma de posesión de los ocho consejeros del Consejo de Gobierno de la VIII legislatura. Los cinco representantes de Coalición Canaria (CC) y los tres del Partido Socialista Canario (PSC) no juraron lealtad al Rey Juan Carlos.

Al ser cuestionado sobre este incidente, Marrero reconoció que fue un”error” de protocolo que “no tiene mayor trascendencia” ni consecuencias jurídicas.

Tal y como explicó, “lo que es importante” son las actas que firman los consejeros y también el vicepresidente regional porque es en dicho documento donde figura la alusión al monarca.

Martín Marrero recordó además que el Tribunal Constitucional (TC) le “resta valor” a esa declaración ya que, entre la jurisprudencia existente, se afirma que se trata de una fórmula “decimonónica”. No obstante, hizo hincapié en que figurará en las actas antes reseñadas.

Designaciones

El portavoz gubernamental avanzó que el jueves de la próxima semana se celebrará el segundo Consejo de Gobierno. En esta reunión de trabajo se pretenden dar prácticamente por concluidas las nominaciones de los cargos intermedios.

Con respecto a los designados ayer, Martín Marrero dijo que son bastante significativos ya que predominaron los nombramientos de los secretarios generales que son “fundamentales” porque, al formar parte de la comisión que prepara los asuntos de los consejos de gobierno, son los encargados de analizar los distintos temas a tratar y de fijar el orden del día del respectivo consejo.
De ahí que ayer también se designara al secretario general técnico de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, José Luis Barreno.

Como consecuencia de que algunas áreas cambian de departamento, el portavoz del Ejecutivo aseguró que “ninguna” de las consejerías permanece igual en la nueva estructura. Algo que obliga a elevar el número de designaciones, que no siempre implica el aumento de personal.