X

Los socialistas avisan a Rajoy que exija la dimisión de Camps al igual que ha hecho el PSOE con Curbelo

   

La directora del comité electoral del PSOE, Elena Valenciano. / EUROPA PRESS

OTR/PRESS | MADRID

Los socialistas han avisado este lunes al líder del PP, Mariano Rajoy, que deberá exigir la dimisión del presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, imputado por la ‘causa de los trajes’, al igual que el PSOE ha reclamado la del senador socialista Casimiro Curbelo, acusado de atentado a la autoridad, y quien ya ha abandonado su escaño. Mientras tanto, tanto Rajoy como la secretaria del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, han evitado hablar sobre la situación procesal de Camps.

Antes de que el senador socialista Curbelo dejara en la tarde de este lunes su escaño en la Cámara Alta, ya se había pronunciado la directora del comité electoral del PSOE, Elena Valenciano. Ésta aseguró que el partido estaba “esperando” su dimisión ante lo acontecido en la madrugada del pasado jueves, cuando Curbelo fue detenido en Madrid tras ser expulsado de una sauna e insultar a los policías.

“Una vez que dimita adoptaremos las decisiones que sean oportunas, la actitud del senador es absolutamente incompatible con su cargo de senador y también con su pertenencia al partido”, ha manifestado. Junto a ella, también han pedido la dimisión de Curbelo el portavoz del Gobierno y el vicesecretarios general del PSOE, José Blanco, y el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono.

“Nosotros no tenemos ningún empacho en condenar la actitud del senador Curbelo, todo lo contrario, creemos que hace daño al PSOE”, ha dicho la dirigente socialista para recalcar que le gustaría “escuchar algo parecido en las filas del PP respecto a algo que sí que es grave”, el juicio a un presidente autonómico al que, sin embargo, desde el PP sólo se escuchan “apoyos”.

Para Valenciano, “es hora de que el PP deje de medir con dos varas” porque no sólo el PSOE, sino también “muchísimos militantes y votantes del PP”, están esperando que el presidente del PP, Mariano Rajoy, “diga algo de lo que está sucediendo con Camps”. A su juicio, está claro que el presidente valenciano se esconde, pero también lo hace Rajoy.

Dimisión de Curbelo

Horas después de estas declaraciones, Curbelo ha comunicado a la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE su dimisión. Según explica el PSOE en una nota, el senador le ha trasladado su “firme decisión de renunciar, con carácter inmediato, a su escaño como senador por La Gomera”. En ella ha asegurado que “se trata de una decisión personal” y que renuncia porque quiere demostrar su “inocencia” y la de su hijo.

El hasta ahora senador ha mantenido que “se trata de una decisión sensata, tomada tras una profunda reflexión y que busca el mejor camino para que se esclarezcan los hechos y se conozca toda la verdad de lo que ocurrió aquella noche”. También ha lamentado que no se le haya concedido la presunción de inocencia a la que tiene derecho todo ciudadano. “No quiero lamentarme por ello, sólo deseo poder defender libremente mi inocencia y la de mi hijo”, ha indicado.

Asimismo, Curbelo ha querido lanzar un mensaje a los gomeros: “Agradezco a los compañeros de mi partido todo el esfuerzo que han realizado para materializar un gran proyecto colectivo que ha servido para trasformar la sociedad gomera”, ha expresado.

En declaraciones a los medios, José Bono ha denunciado que tanto el caso Camps como el de Curbelo, “perjudican gravemente la imagen de la política”. Respecto al caso Camps, el presidente de la Cámara ha destacado que “ensucia y enturbia las aguas de la política” y que llega a ser un “calvario” lo que Francisco Camps “somete a su propio partido”.

En relación al senador del PSOE, Bono ha manifestado que “es muy condenable” y que “si es verdad me parece que debe dejar el acta cuanto antes”. “En ambos casos, hay que presumir la inocencia aunque no la presunción de inteligencia”, ha sentenciado.

Rajoy y Cospedal evitan hablar sobre el proceso de Camps

Ante las declaraciones del PSOE, tanto Rajoy como Cospedal han seguido callando sobre la situación procesal del presidente de la Generalitat valenciana, de la que han evitado pronunciarse desde que el pasado viernes se conociera que éste se sentará en el banquillo por la ‘causa de los trajes’.

Por un lado, el líder nacional del PP no ha querido hablar, por segundo día consecutivo, sobre la situación de Camps y ha centrado su comparecencia pública en realizar propuestas para los gobiernos locales y en reivindicar la creación de empleo como eje de su programa electoral.

Tras el acto que protagonizó este domingo en la capital gallega con alcaldes y portavoces locales, en el que tampoco abordó este asunto, los periodistas han intentado preguntar al líder del PP sobre la situación de Camps, pero sus colaboradores han informado de que la intención de Rajoy era no hacer declaraciones.

Tampoco ha querido hablar sobre el tema Cospedal, que no ha respondido a las preguntas de los periodistas sobre este asunto, ni a su entrada ni a su salida de la entrega de premios de la Fundación Miguel Ángel Blanco, celebrada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. “Venimos a un acto de reconocimiento a las víctimas del terrorismo”, ha contestado.

El PP valenciano dice que Rajoy no le pedirá a Camps que dimita

Por otro lado, el secretario general del PP en la Comunidad Valenciana (PPCV), Antonio Clemente, ha afirmado que el presidente de la Generalitat valenciana “no se ha planteado dimitir” de su cargo, a la vez que Rajoy tampoco se lo va a pedir.

En una entrevista concedida a Punto Radio, Clemente ha asegurado que los ‘populares’ están convencidos de que Camps es una persona “absolutamente honrada”, así como que su partido “está con él y le apoya en sus decisiones”.

A estas declaraciones se han unido las de la consejera de Turismo, Cultura y Deportes y portavoz del Consell, Lola Johnson, quien ha indicado este lunes que el Gobierno valenciano sigue trabajando “al máximo cada minuto, con el presidente (Francisco Camps) a la cabeza, para que todos los valencianos tengan la mejor coordinación de todas las políticas que se han puesto en marcha”.

Durante una rueda de prensa, Johnson ha añadido que, después de leer el auto en el que el juez Flors decreta la apertura de juicio oral a Camps, respeta “el trabajo de la justicia” pero no lo comparte.

Por su parte, la ex ministra de Sanidad y responsable de política sanitaria del PP, Ana Pastor, ha instado al ministro de Fomento, José Blanco, a preocuparse “de lo que importa a los españoles” y no del procesamiento de Camps. “Que se preocupe de los servicios públicos en este país, de la deuda de 15.000 millones de euros de la sanidad y de los 5 millones de personas en paro”, ha apostillado tras asistir en A Coruña a un curso.

Por otro lado, el coordinador económico del PP, Cristóbal Montoro, ha calificado, en una entrevista en Cadena Ser, de “percance” el procesamiento del presidente de la Generalitat valenciana y ha asegurado que el líder autonómico es una persona “honrada”. No obstante, Montoro no ha querido hablar sobre si es conveniente que Rajoy se pronuncie sobre el procesamiento de Camps.

Ante las declaraciones de los socialistas como de los ‘populares’, la diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha cargado contra ambos partidos, en un artículo de su página personal de Internet, no sólo por de tener un “pacto de hierro” para no impulsar reformas legales y códigos internos de conducta, sino también por usar “la corrupción contra la administración pública y la corrupción política de forma transversal para ganar favores y elecciones”.

Así, ha denunciado que el PP mantenga en su puesto a Camps, pese a haber sido procesado por el ‘caso de los trajes’ y que el PSE-EE no releve al ex director de la Policía Víctor García Hidalgo como secretario de Organización en Álava, pese a estar acusado de un delito de colaboración con ETA por el ‘Caso Faisán’.