X
SOCIEDAD >

Machado cuestiona los datos sobre el desvío de arena del nuevo puerto

   
El Médano

De este tipo de medidas correctoras depende que playas como la de El Médano no resulten afectadas por la nueva infraestructura. / DA

TINERFE FUMERO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El Observatorio Ambiental de Granadilla, una Fundación independiente creada a instancias de la Unión Europea para el control del impacto medioambiental del futuro puerto de Granadilla, ha puesto en solfa los datos manejados hasta ahora sobre cómo se mueve la arena en la zona prevista para la infraestructura.

Son tales las dudas sobre este aspecto esencial de la nueva obra, de cuyas medidas correctoras dependen playas tan importantes social y económicamente como la de El Médano, que la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife ha impulsado la convocatoria y adjudicación de un concurso para que la Universidad de Cantabria estudie el flujo ecológico de la arena.

Ya la Comisión Europea estimó en su día que el bypass previsto para corregir el posible desvío en el flujo de arena por el nuevo puerto era “una cuestión esencial” del nuevo proyecto, pero un informe del director del Observatorio, Antonio Machado Carrillo, desvela que tal medida correctora se basa en una información poco fiable. Valga como ejemplo que, tal y como se recoge en dicho texto, fechado en abril de este año, “los valores de las corrientes asumidos [están] basados en un periodo corto de observación:cinco días”.

El propio Machado reconoció ayer a Europa Press que “recomendé hacer una nueva modelización aprovechando la información que existe de la arena después de 10 años. En su día dieron por válido el bypass, pero con los estudios no lo veo tan claro”.

El reputado biólogo tinerfeño apuntó igualmente que aunque la idea del bypass se mantiene, es necesario ver los detalles, “a cualquiera le inquieta que el dinero se gaste en una cosa que no tiene sentido”. En este caso, y ahondando más en este asunto ha señalado que en ningún caso se trata de “limpiar un cauce de arena, sino ver cómo se mueve”.

“El bypass es un dineral… Está bien que se gaste el dinero en ecología, pero que sirva. Tenemos datos de 10 años que sirven para saber qué pasa en el movimiento del mar… Creo que se puede y que vale la pena… aunque cueste el estudio, pero lo otro cuesta más”, concluye Machado Carrillo.

El informe es mucho más claro cuando sostiene que “tampoco se debe descartar la posibilidad de que esta solución resulte insuficiente y haya que arbitrar otras medidas complementarias. De no acumularse arena al pie del dique norte, o no hacerlo en la cantidad necesaria, habría que buscar otras fuentes”.

Lo que resulta evidente es que el Observatorio considera aplazable el bypass a la espera de conocer más datos, una demora que considerable compatible con el avance de las obras.

Esta inesperada sorpresa sobre uno de los aspectos esenciales del controvertido proyecto del puerto de Granadilla se une a la larga lista de despropósitos que han jalonado su devenir, lo que ha retrasado su construcción y alimentado la durísima oposición popular a este proyecto.

[apunte]

Consulte el informe del OAG en formato PDF

[/apunte]