X
POR DORY MERINO >

Más racismo y xenofobia

   

El informe anual de SOS Racismo, recién presentado, detecta que el año 2010 ha estado marcado por el aumento de la xenofobia en el Estado español, y destaca como “elemento agravante que este discurso ha sido avivado e incentivado desde las fuerzas políticas”.

Cita como ejemplo las elecciones autonómicas en Cataluña, donde, “en ayuntamientos como el de Vic se ha pretendido negar derechos básicos que conforman la llave para la integración, como el empadronamiento, criminalizando así a toda persona en situación irregular”.

Este discurso, “junto a la crisis económica, se ha traducido en un aumento de las actitudes y opiniones xenófobas entre la opinión pública”, indican los investigadores. También constata un claro recorte de los derechos sociales para las personas inmigrantes, “lo que aumenta la vulnerabilidad de un colectivo de por sí supeditado a una regulación especial y en muchos casos discriminatoria”.

El informe critica que el nuevo Reglamento de la Ley de Extranjería se ha aprobado con un año de retraso y ha entrado en vigor el pasado 1 de julio.

Destaca el descenso de las resoluciones de asilo y refugio en España durante el pasado año, “donde 2.738 personas tuvieron una resolución positiva, casi un 6% menos que en 2009, la cifra más baja desde 1989”.

Pero, “el desempleo sigue estando diez puntos por encima en el colectivo inmigrante respecto al autóctono”.

Una de las conclusiones de los analistas de la xenofobia es que la sociedad española “continúa pensando en la persona inmigrante en clave utilitarista”.

Como era de esperar, pone de manifiesto que en 2010 se ha producido un descenso en la llegada de inmigrantes en situación administrativa irregular a la frontera sur de España, “cifrado en un 38,5% según la ONG Asociación Pro derechos Humanos de Andalucía y un 50,1% según el Ministerio del Interior”.

Sin embargo, este descenso no alivia la tragedia en que se traduce este intento de llegar a las costas españolas y que en el año pasado murieron 131 personas.

El año 2010 ha sido también en el ámbito municipal el año del burka llegándose a proponer su prohibición en municipios en los que jamás se había detectado esta vestimenta.

Empadronamiento, burka y prestaciones sociales han estado muy presente en las pasadas elecciones.