X
Por Norberto Chijeb >

Milagros

   

Eso. Milagros son los que necesita el deporte canario para salir la la zozobra que le invade. Más que al deporte canario, propiamente dicho, a los clubes deportivos de nuestra comunidad autónoma, porque aquí es cuestión de diferenciar al deporte profesional del aficionado, al deporte colectivo del individual, a los deportistas ya curtidos de los que empiezan. No todo se puede medir por igual y no en todo vamos proa al marisco, ni mucho menos.

Pero sí que es evidente que nuestro deporte de competición -no me refiero al deporte como vehículo socio-sanitario- necesita con urgencia unos cambios estructurales que le hagan viable sin la aportación millonaria del Gobierno de Canarias, casi siempre a través de Turismo, y de otras instituciones más cercanas como los cabildos o ayuntamientos, acogotados de igual manera por la crisis.

Esa misma crisis que hará de la tarea de Milagros Luis Brito, al frente de la Dirección General de Deportes, un ejercicio de ingenio y paciencia, la que ella ya tuvo para aguantar como consejera a Álvaro Pérez, su antecesor en el cargo.