X
DEBATE DE INVESTIDURA > LA CRÓNICA

Rivero acusa a Soria de actuar con “bajeza” y “poca altura política”

   

YAZMINA ROZAS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

La continuación del debate de investidura transcurrió este martes sin sorpresas, y el candidato de Coalición Canaria (CC) y el PSOE a la Presidencia del Gobierno, Paulino Rivero, fue reelegido en su cargo para los próximos cuatro años. Es la primera vez que un presidente canario gobierna dos legislaturas seguidas.

Una agotadora sesión de más de seis horas que estuvo marcada por intervenciones largas, con discursos repetidos, pocas ideas nuevas y en el que los únicos momentos acalorados se vivieron al inicio con el intercambio de acusaciones entre Paulino Rivero y el presidente del Partido Popular (PP) en Canarias, José Manuel Soria. Un tedio que se iba adueñando también de los diputados a medida que pasaban las horas. Menos mal que existen los Ipads y los Iphones. Soria, como ya va siendo habitual, hizo una intensa retransmisión de la jornada a través de su cuenta de Twitter.

El dirigente popular abrió la jornada con un largo discurso, que tenía incluso más páginas que el pronunciado el pasado lunes por Rivero, sobre el que tuvo que hacer recortes ante las reiteradas peticiones del presidente de la Mesa, Antonio Castro, de que terminara su intervención. Soria arañaba minutos de donde podía.

La reforma del Estatuto de Autonomía, el gasto en la policía canaria o los acuerdos entre Canarias y el Estado fueron algunos de los puntos que más enfrentaron a ambos dirigentes, que fueron elevando el tono de sus palabras. Momento tenso cuando Soria acusó a Rivero de supeditar su interés por gobernar a los intereses municipales e insulares, y el nacionalista respondió calificando sus afirmaciones de “bajeza”.

Mucho más amables y relajadas fueron las intervenciones del resto de grupos parlamentarios y las respuestas de Rivero. El presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, expuso con apasionamiento sus propuestas y el diputado del Partido Independiente de Lanzarote (PIL), Fabián Martín, defendió los intereses de la isla. El secretario general del PSOE, José Miguel Pérez, fue el único que no agotó su tiempo.

Rivero fue reelegido con 36 votos a favor, la abstención de NC y PIL, en un gesto de acercamiento a CC, y 21 votos en contra del PP. El voto del diputado nacionalista Juan Ramón Hernández, hospitalizado por un amago de infarto, fue recogido por el secretario del Parlamento, un notario y la secretaria segunda de la Mesa y guardado en un sobre que no se abrió hasta la votación. A pesar del debate encendido, Soria fue el primero en felicitar al nuevo presidente. Da comienzo así la VIII legislatura.

El PIL vuelve al Parlamento de Canarias

El Partido Independiente de Lanzarote (PIL) vuelve en esta legislatura al Parlamento tras seis años ausente. El líder de la formación, Fabián Martín, hizo ante Paulino Rivero una dura defensa de los intereses de Lanzarote. Por otra parte, una comisión fue hasta el hospital donde se encuentra ingresado el diputado nacionalista Juan Ramón Hernández para recoger su voto, que se mantuvo cerrado en un sobre.