X
POLÍTICA >

Roces forzados por los votos

   
Paulino Rivero y Román Rodríguez

Imagen de archivo del saludo entre Paulino Rivero y Román Rodríguez, en la constitución del Parlamento. / DA

BEGOÑA AMEZUA | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Durante los últimos seis años, el líder de Coalición Canaria (CC), Paulino Rivero, y el presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, solamente han cruzado sus miradas y se han dado algún apretón de manos por las rigideces que impone el protocolo, al primero, en su condición de presidente de la Comunidad Autónoma y, al segundo, en calidad de vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria hasta el pasado 22 de mayo, fecha de las últimas elecciones autonómicas.

Sin embargo, los resultados de los pasados comicios han encendido las alarmas entre los partidos nacionalistas de las Islas al analizar sus consecuencias.

CC, en clave de elecciones generales, empieza a preocuparse al no ver garantizados sus dos escaños en el Congreso de los Diputados mientras que NC constata que el incremento electoral logrado en Gran Canaria el 22-M le sirve para entrar, esta vez sí, en el Parlamento autonómico pero que se ha quedado con menos poder en las corporaciones locales de esa Isla por los pactos de CC y el Partido Popular (PP).

Los efectos de este escenario se tradujeron en gestos públicos de aproximación entre Rodríguez y Rivero nada más encontrarse en la constitución del Parlamento saliente de las pasadas elecciones.

Ambos dirigentes se saludaron con cierta efusividad, el presidente de NC ha desterrado de su vocabulario el concepto de ATI-CC, empleado para denostar el dominio de los nacionalistas tinerfeños en Coalición, mientras que el presidente en funciones y candidato a la reelección, Paulino Rivero, le pide a Román Rodríguez que, el próximo martes, le apoye en su investidura.

Pero además los secretarios de organización de ambas formaciones, José Luis Perestelo por CC y Carmelo Ramírez de NC se muestran partidarios de sentarse a negociar la posibilidad de constituirse en una plataforma electoral para las generales.

Habrá unas condiciones que negociar. La más compleja, por sus derivaciones, la exigencia de NC para que CC rompa sus pactos con el PP en aquellas corporaciones locales en las que ha sido la lista más votada o tenía posibilidades de formar mayorías absolutas. El secretario de Organización de CC ya ha respondido: no le gustan los acuerdos con los populares. Todo parece indicar que se intentará llegar a un acuerdo para formar esa plataforma electoral. Ambas formaciones son conscientes de que el importante crecimiento del PP en Canarias en los comicios autonómicos será mucho mayor en las elecciones generales.

CC compite en el mismo espacio electoral que el PP y está preocupada por la evolución ascendente que tiene en Tenerife, La Palma y, por primera vez en más de 20 años, en La Gomera. NC,en Gran Canaria, capta del voto progresista, confía en retener el aumento de votos cosechados el pasado 22-M y quizás pescar algo más en la derrota de los socialistas.

Resultados

En las últimas elecciones autonómicas y locales, el PP ha ganado por primera vez en las Islas. Obtuvo más de 63.000 votos de diferencia con la segunda fuerza, CC-CCN-PNC que tuvo un 28,4% más de votos que en 2007.

La unión de estas tres fuerzas nacionalistas logra sumar 225.757 sufragios pero pierde más de 37.000 apoyos, un 14%, respecto a los resultados obtenidos por CC y CCN cuando, hace cuatro años, concurrieron por separado.

Porcentualmente, NC crece un 62% en relación a 2007, obteniendo más de 82.000 votos frente a los casi 51.000 conseguidos hace cuatro años.

El PP logró casi 289.000 votos, próximo al 32% del total, y pasa de sus 15 escaños de la VII legislatura a los 21 de la actual. Sube en todas las islas salvo en Fuerteventura como consecuencia de la escisión del partido de Domingo González Arroyo. Pero el mayor avance del PP de José Manuel Soria se produjo en la provincia occidental, especialmente, en Tenerife. Sus apoyos crecieron un 53% y sus diputados pasaron de tres a cinco. El mayor incremento de votos se produce en Santa Cruz de Tenerife y La Laguna.

En la ciudad capitalina, el PP sacó 27.000 votos al Parlamenrto frente a los 25.000 de CC. Al Ayuntamiento ganó con 25.406 frente a los 24.523. En La Laguna, el PP al Parlamento sumó 17.168 votos por los 22.428 de CC. Al Ayuntamiento se quedó como segunda fuerza con casi 14.000 sufragios frente a los 27.000 de los nacionalistas.

En La Palma, el PP avanza de forma muy significativa ya que sube un 48% y en La Gomera, la incorporación del exlíder histórico nacionalista, Esteban Bethencourt, y otros dirigentes socialistas, le permiten crecer un 301% (2.253 sufragios).

El aumento del PP supuso la bajada de CC-CCN-PNC en Tenerife. Esta coalición sumó 142.304 votos, lo que implica una pérdida de casi 33.000 apoyos respecto de la suma de los votos logrados por CC y el CCN en 2007 (CC tuvo 155.386 y el CCN, 19.632).

En La Palma, cae más ya que lograron 17.697 apoyos, es decir, 7.322 votos perdidos. La disminución es mayor en La Gomera, donde se le escapa el 54% de los sufragios logrados cuatro años antes. Pero además en El Hierro se produce la misma tendencia. Pierde el 31% de los votos, 980 papeletas menos que en 2007.

La coalición electoral de NC obtuvo más de 82.000 votos, lo que le ha permitido entrar en el Parlamento con tres escaños. En Gran Canaria, al Parlamento se sumaron algo más de 54.000 votos, lo que revela una subida de 7.798 votos. Sin embargo, si no hubiera formado la coalición electoral los votos solo de esta Isla no le hubieran permitido superar la barrera electoral regional del 6%.

En Lanzarote, la unión con el PIL y el PNL obtuvo unos resultados por debajo de los esperados. Únicamente se cosecharon 5.850 apoyos, un 13,6% del voto insular, lo que les dio un diputado.

El PIL y el PNL perdieron un 53,4% de los apoyos que, en individual, lograron en 2007. Sin embargo, CC-CCN-PNC obtuvo sus mejores resultados en Lanzarote con 14.889 votos, el 34.7% del voto emitido. Sube casi un 68% pasando de dos a cuatro diputados.

En Gran Canaria, empiezan a remontar. Reunieron 34.798 votos, subieron un 2,5% con respecto a 2007 cuando fueron separados.

En Fuerteventura perdieron el 4,5% de los votos de hace cuatro años. Sumaron en total 11.372 papeletas, el 33,7%.

[apunte]
Voto nacionalista

En mayo de 2011, en el conjunto de la Comunidad Autónoma, se redujo el voto nacionalista en 33.309 sufragios respecto a 2007. Por Islas, el voto de este espectro social aumentó en 8.656 papeletas, un 10,8% debido, principalmente, al crecimiento de Nueva Canarias y a una pequeña aportación de la suma de CC-CCN-PNC.

La otra isla donde ha crecido este voto es en Fuerteventura, el 13,5%, que suponen los 1.699 sufragios contabilizados. En Lanzarote no varió, mientras que, en todas las Islas occidentales, bajó.
[/apunte]