X

Spínola: “Los canarios tienen derecho a una Justicia del siglo XXI”

   

TINERFE FUMERO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El nuevo consejero autonómico de Presidencia, Justicia e Igualdad, Francisco Hernández Spínola, destacó ayer por lo ambicioso de sus objetivos al frente del departamento. Si en política general apostó por la reforma del Estatuto de Autonomía y la normativa electoral canaria, no dudó igualmente en anunciar un rediseño de la Administración Pública, tanto en su estructura orgánica como en el régimen de los ciudadanos. Pero fue sobre Justicia donde envió mensajes tan contundentes como “los canarios tienen derecho a una Justicia del siglo XXI”, a la par que calificó su reforma como “cuestión crucial e inaplazable” .

Igualmente, Spínola hizo los anuncios más detallados en su discurso por la presentación de hasta siete nuevos altos cargos de su departamento en materia de Justicia. Así, anunció la pretensión del Ejecutivo regional de asumir “la gestión de los trabajadores del denominado personal no judicial al servicio de la Administración” y la necesidad de “un plan de infraestructuras judiciales, una vez que se culminen los palacios de San Cristóbal de La Laguna y Las Palmas de Gran Canaria”.

Ya en materia administrativa, el dirigente socialista anunció una batería legislativa que, en entre cosas, logre “evitar la duplicidad de competencias” con una nueva ley para las administraciones públicas canarias.

“Proponemos también impulsar la ley de Gobierno y de la administración pública, que pretende rediseñar las estructuras administrativas para conseguir medidas de modernización y organización y una nueva ley de la función pública que sustituya a la actual de 1987 y que suponga una modificación sustancial en el régimen jurídico de los empleados públicos”, añadió el consejero autonómico. Para llegar a buen término tales logros, Spínola tuvo palabras de agradecimiento para los empleados públicos “que han mantenido una conducta responsable y consecuente con las medidas que han sido necesario implantar ante las restricciones económicas”. Horas antes había dejado claro que, a pesar de los recortes, “las nóminas se respetarán íntegramente”.

Sobre los objetivos políticos, reconoció ante los periodistas que el nuevo estatuto depende del escenario surgido de las próximas elecciones generales, y repitió su aspiración de una nueva norma electoral más “equilibrada”.