X
santiago del teide >

Un camino de Santiago canario

   

Los peregrinos llegaron a Santiago del Teide procedentes mayoritariamente de Los Realejos y Garachico. / DA

VICENTE PÉREZ | SANTIAGO DEL TEIDE

No llegaron a Santiago del Compostela ni tuvieron que atravesar cientos de kilómetros entre Francia y la ciudad gallega donde, según la tradición, reposan los restos del apóstol. Pero los casi 300 peregrinos que ayer llegaron a Santiago del Teide tras recorrer el Norte de Tenerife y ascender hasta la cumbre caminaron con la misma fe que los millones de visitantes que llegan a la capital de Galicia.

Unas doscientas personas comenzaron la XIV edición del Camino de Santiago, Ruta Jacobea Tinerfeña 2011 el sábado en Los Realejos, y en el barrio garachiquense de San Juan del Reparo se les unió casi un centenar más. El punto de partida fue, como ya es habitual, la realejera parroquia de Santiago Apóstol, donde se bautizaron los nueve menceyes guanches. El grupo de peregrinos hizo escalas en rincones desde donde puede contemplarse en todo su esplendor la belleza natural del Norte, como el Mirador de La Corona, las coladas del volcán de Garachico, Los Campeches, la Fuente del Bardo o los Partidos de Franki. Ayer, tras muchos kilómetros en sus pies, llegaron a su destino. No era la imponente catedral que sorprende en Compostela, pero el efecto fue igual al llegar a la Ermita de El Valle de Arriba, en Santiago del Teide, desde donde se trasladaron hasta la Iglesia de San Fernando Rey, en el casco del municipio sureño.