X
SUCESOS >

Atrapan a un cuarto implicado en el tiroteo de mayo pasado en Arico

   

T.F. | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Un cuarto sospechoso, varón de 30 años de edad identificado por las iniciales C.J.D., fue detenido el pasado fin de semana en relación con el tiroteo acaecido en un paraje del término municipal de Arico el pasado 21 de mayo, según confirmaron ayer fuentes de la Comandancia provincial de la Guardia Civil.

El arresto, practicado por efectivos de la Policía Judicial del Instituto Armado en Granadilla de Abona, se produjo a raíz de las gestiones indagatorias y reconocimiento fotográfico efectuados como consecuencia de los indicios recogidos acerca de su participación en aquellos hechos. Entonces fueron detenidas tres personas -que siguen en prisión preventiva desde entonces- por una disputa con armas de fuego, a los que se les imputó un delito de homicidio en grado de tentativa, robo con violencia e intimidación y un delito contra la salud pública al intervenir 42 kilogramos de hachís.

Según había informado la Guardia Civil, uno de los detenidos, R.H.T, de 37 años, es el presunto autor de los disparos que recibieron dos hombres en un descampado del municipio de Arico. El detenido justificó su acción porque los dos hombres contra los que disparó pretendían arrebatarle la droga que iba a venderles.

Posteriormente, la Guardia Civil se incautó de 42 kilogramos de hachís supuestamente propiedad de R.H.T.

El otro detenido es R.C.L, de 39 años y nacionalidad cubana, quien sufrió heridas de bala en mandíbula y espalda, y fue imputado por el juez de un delito de robo con violencia en grado de tentativa.

En el incidente, el tercero de los arrestados, de 28 años, recibió el impacto de una bala en el muslo derecho.

Los hechos comenzaron hacia las 15.25 horas de aquel día, cuando se recibió un aviso de un supuesto robo con violencia a unos individuos que estaban en las inmediaciones de una gasolinera en el Poris de Abona.

Aunque en pricncipio los dos heridos hablaron de la compra de un coche por 30.000 euros, el tercero aclaró queen el centro del negocio aludido por los otros estaban los estupefacientes incaitados.