X
TRIBUNALES >

Un Inspector del CNP reconoce que nadie presenció el apuñalamiento

   

ÁNGELES RIOBO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

La segunda sesión del juicio con jurado por el homicidio de Ahmed Addy, acaecido el 12 de enero de 2008 en los exteriores de un pub de Las Américas, por el que la Fiscalía imputa a dos ciudadanos británicos como supuestos autores y a un tercero, con la misma nacionalidad, como encubridor, contó con el testimonio del inspector del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) que instruyó las diligencias, así como con las declaraciones del segundo de los supuestos autores del crimen, S.J, y del acusado de encubrimiento, B.J.M.

El agente afirmó en su declaración que ninguno de los dos testigos de la reyerta vio quién le propinó el apuñalamiento mortal al marroquí. Éste es uno de los motivos que sustentan la principal hipótesis que mantienen las defensas de los acusados, que piden para sus defendidos la libre absolución, al considerar que precisamente el compañero de pelea de la víctima, otro marroquí que no ha sido identificado, fue quien le infligió la herida por equivocación durante la refriega.

El inspector del CNP declaró que S.J, tras ser detenido en una zona próxima al lugar de los hechos, se mostró poco colaborador con los agentes e incluso dio una pista falsa sobre la identidad de su acompañante en la trifulca, “con el fin de entorpecer su localización”.

Otro de los aspectos más destacados de su testimonio es la explicación del motivo de la no localización del otro magrebí implicado en la pelea. En este punto, expuso que sólo saben que se hace llamar Haha.

Los agentes conocen que éste es el pseudónimo del compañero de Ahmed, de las declaraciones tomadas entonces a la novia del fallecido, que por primera vez ha sido mentada ante el tribunal.

El inspector dijo además que habían llegado incluso a hablar con él por el teléfono, pero que les fue denegado el permiso para pincharle la línea, hecho que hubiera facilitado su localización y su toma de declaración.

Encubrimiento

En la sesión celebrada ayer declaró B.J.M, quien está acusado de encubrimiento, por hospedar en su domicilio al acusado de asesinato B.C.O, la noche de los hechos.
Él defiende su inocencia afirmando que desconocía que había fallecido alguien a causa de la pelea de su amigo y empleado. “No me interesé por sus heridas ni le dije que fuera a un hospital porque estaba agotado por el trabajo. Sólo le indiqué donde estaba el baño, un cesto con ropa limpia, y le di una toalla para que se lavara y no me manchara el sofá de sangre”, dijo.

Sin embargo el fiscal mantiene su acusación pues sostiene que B.J.M era consciente de lo ocurrido. Según la Fiscalía, y el inspector del CNP la mañana siguente a los hechos el supuesto encubridor aseguró a los agentes “no conocer a ningún B.J.M”, y no contento con esto “les dio una pista falsa, con el fin de despistarles y poder llamar a B.C.O que se encontraba escondido en sus casa”.
El juicio continúa hoy con los testimonios de los testigos.