X
SANTA CRUZ >

Usuarios de Acidalio Lorenzo temen el cierre de la piscina mayor

   
Piscina municipal SC

La piscina Acidalio Lorenzo se encuentra a la entrada de Santa Cruz desde la autopista. / DA

J. M. | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Usuarios de la piscina municipal Acidalio Lorenzo, en la capital tinerfeña, aseguraron ayer que, a partir del 1 de septiembre, la pileta principal del complejo será cerrada, según les trasladó durante una reciente reunión la responsable del Ayuntamiento en el área de Deportes, Mónica Molina.

Un portavoz de los usuarios señaló que el problema del vaso principal del recinto, de la piscina mayor (50 metros), se encuentra en un escape de agua. Por ello, habrá que arreglarla. Hay que recordar que esta instalación deportiva ya ha sufrido varios problemas en los últimos años, como, por ejemplo, el de la caldera, que dejó a los deportistas sin agua a temperatura ideal para el baño en las piscinas.

Además, uno de los usuarios del complejo afirmó que desde el Consistorio se les había comunicado que los fines de semana y los días festivos ya no iban a continuar abriendo las piscinas, debido a la falta de fondos para mantener ese servicio, según éste indicó ayer en Radio Club Tenerife.

Sobre este particular, fuentes municipales aseguraron ayer a este medio que no estaba previsto, de momento, realizar ningún cierre. Asimismo, apuntaron que la nueva edil de Deportes, Mónica Molina, está visitando todas las instalaciones deportivas para analizar su situación. Por ello, es caso de la piscina Acidalio Lorenzo también se va a estudiar.

Esta infraestructura, dependiente del Organismo Autónomo de Deportes y situada en la avenida Reyes Católicos de la capital, acoge distintas actividades, como clases de natación con monitores, cursillos de verano o clases para bebés, además de poder ser utilizada sin monitores.

La piscina municipal Acidalio Lorenzo ha sufrido a los largo de los últimos años algunos cierres temporales por llevarse a cabo diversas labores de mantenimiento y mejora. Entre ellas está la rehabilitación de la caldera, la reinstalación de la rampa de acceso al vaso de la piscina y el dispositivo diseñado para que los usuarios con patologías más severas puedan entrar y salir del agua a través de una silla elevadora.