X

Y para beber… Sexo

   

La propuesta de Bodegas Monje es una de las más aplaudidas por sus clientes / DIARIO DE AVISOS

DIARIO DE AVISOS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El verano en Bodegas Monje se presenta calentito. El próximo sábado 30 de Julio a las 20.30h. volverá a celebrarse la rompedora propuesta del Wine&Sex, una noche llena de sensualidad donde se maridan complejos y apasionantes placeres: vino, gastronomía, arte y sexo.

La tentadora iniciativa ofrece una velada divertida y emocionante, llena de sorpresas y sabores. La dinámica no difiere de las ediciones anteriores, sin embargo y como siempre, en esta innovadora bodega la reinvención de sus propuestas está asegurada: degustación de cuatro de los vinos de la casa, maridados con distintos platos afrodisíacos y acompañados de una puesta en escena.

Propuestas y juguetes

Propuestas y juguetes sexuales, buena música, audiovisual y morbo conceptual serán el engranaje de esta prometedora noche.

En el equipo de realización y creación está Felipe Monje, director y enólogo de la bodega -conducirá la cata de los vinos; Ardenio, el Chef de la Casa con sus sugerencias gastronómicas -“Cama de lechugas con salmón fresco marinado al hinojo, setas confitadas en caramelo y canela sobre guacamole de manga y vinagreta de mostaza”; SexBoutique Tenerife, responsable de los juguetes y productos eróticos; y Bibiana Monje directora artística de la velada y la puesta en escena.

Wine&Sex, idea de Bodegas Monje y marca registrada, no sólo se convierte en una alternativa dentro de la carta cultural, sino también en referencia nacional por su incesante e innovadora actividad, lo que está llevando a desarrollar un proyecto de franquicia de expansión internacional de la marca.

Si usted tiene plaza es afortunado porque para esta edición ya están agotadas las entradas. Habrá que esperar al 29 de octubre para le edición de otoño.

Más información 922 585 027 www.bodegasmonje.com Desde Las bodegas Monje se encuentra en una zona donde la la panorámica es un regalo: “Viñedos, montañas, mar, sol: el lugar ideal para vivir y cuidar nuestros vinos”, tal y como explica Felipe Monje en su página web donde añade que se trata de una bodega “construída por mi padre en 1956 y modernizada en 1983”. En ella, aún se disponen de los antiguos toneles de roble en los que se siguen fermentando y criando el tinto tradicional; combinamos, así, las prácticas más antiguas con la tecnología actual.

La bodega, con capacidad para 160.000 litros, es suficiente para procesar su cosecha y cuenta con un equipo humano de diez personas.