POLÍTICA >

“Buscaré una administración más fácil y ágil para los ciudadanos”

Carmen Nieves Rodríguez Fraga.| DA

G. D. M. | Santa Cruz de Tenerife

Carmen Nieves Rodríguez Fraga, del PSOE, es la flamante viceconsejera de Administración Pública del Gobierno de Canarias, departamento adscrito a la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad, en la que está al frente su compañero Francisco Hernández Spínola.

Antes, fue concejala en el Ayuntamiento de Adeje, donde se ocupó de gestiones públicas durante 20 años, en áreas como Seguridad Ciudadana, Recursos Humanos y Presidencia. Su amplia experiencia en el ámbito público y los logros obtenidos en este campo le han valido el reconocimiento a su tarea como gestora tanto dentro como fuera de las Islas.

-¿Por qué ha aceptado un puesto de tanta relevancia en el Gobierno de Canarias?

“Estoy agradecida de que el consejero y mi partido me hayan tenido en cuenta para un puesto de tanta responsabilidad y espero estar a la altura de las expectativas creadas. No creo que nadie renuncie a un puesto tan importante, donde se pueden desarrollar iniciativas que redundan en beneficio de toda la sociedad canaria”.

-¿No echará de menos la localidad de Adeje?

“Adeje es mi pueblo, y siempre estaré allí. Es el lugar donde nací, me crié y donde vivo, donde tengo a mi familia. Adeje será para mí siempre importante, pero el municipio, con el buen criterio de su alcalde, necesitaba una renovación para volver a ilusionar a la gente en el proyecto socialista y eso es lo que están haciendo: llevar a Adeje a un tercer impulso. Tanto el alcalde como el nuevo equipo están haciendo ya un magnífico trabajo. Estoy muy orgullosa de haber podido desarrollar grandes iniciativas en Adeje, y espero poder aplicar toda la experiencia acumulada en esta Viceconsejería del Gobierno de Canarias”.

“El reciclaje laboral es clave para dar mejor servicio y afrontar los nuevos retos”

-¿Cuál es su prioridad al frente de la Viceconsejería de Administración Pública?

“Tal y como ha reiterado en diversas ocasiones el consejero, la prioridad es hacer la administración más fácil, más cercana y ágil a los ciudadanos. Los funcionarios juegan un papel esencial en este camino: son absolutamente necesarios para el buen funcionamiento de la administración y debemos potenciarlos. Hay que crear estructuras flexibles, modernas, adaptadas a los nuevos tiempos. A veces el exceso de burocracia, los procesos no informatizados y las esperas pueden llegar a desanimar a los ciudadanos en gestiones que en realidad no deberían ser pesadas. Habrá que agilizar los trámites, potenciar la e-administración o administración online, así como simplificar procedimientos. En esos trabajos vamos a estar”.

-¿Su experiencia como concejala será una ventaja a la hora de tratar con las administraciones locales e insulares?

“Sin duda. Los ayuntamientos son la primera línea del ciudadano, y esa experiencia que creo que tengo me permitirá entender las necesidades de los ayuntamientos porque conozco su problemática, básicamente porque conozco a la perfección su funcionamiento interno, las necesidades reales y las fórmulas para llegar a entendimientos y consensos. La unión de las administraciones es indispensable en cualquier situación, y más en tiempos de crisis. Debemos ser más eficaces e invertir el dinero de forma eficiente, con el objetivo de no duplicar servicios. Tenemos que provocar las sinergias necesarias para aprovechar al máximo los recursos que tenemos. En ese sentido va encaminada la nueva Ley del Régimen Local, que delimitará las competencias de ayuntamientos, cabildos y Gobierno, acción que ya anunció el consejero en el mes de julio”.

-¿Cuál será su principal eje de trabajo en esta nueva andadura pública?

“El consejero ha pedido a su equipo de trabajo cercanía con los ciudadanos y los trabajadores, y austeridad en el gasto público. Habrá que conseguir consensos y acuerdos con los trabajadores y los funcionarios de la Comunidad Autónoma, ya que, en la medida en que ellos se sientan realizados en sus trabajos, ofrecerán un mejor servicio al ciudadano, que es el objetivo final”.

-¿Cómo afronta este nuevo cargo?

“Con ilusión y entusiasmo, deseando dar lo mejor de mí misma; con rigor, profesionalidad y sobre todo lealtad”.

[apunte]

La formación continua, garantía de servicio

La viceconsejera de Administración Pública plantea acerca de la formación continua de los empleados de este ámbito que “las nuevas realidades obligan a todos a estar en continua formación para adaptarnos a los nuevos tiempos y a las nuevas exigencias de los ciudadanos. Es nuestra obligación dar el mejor servicio público posible. La formación es uno de los pilares de los trabajadores, y yo siempre estaré defendiéndola. Hay que seguir reciclándose para dar el mejor servicio y adecuarse a los nuevos retos y a las necesidades de la sociedad”.

[/apunte]