CD TENERIFE> ENTREVISTA A PEDRO CORDERO

“Hemos querido que no existiera ningún tipo de egocentrismo en la plantilla”

JOSÉ ANTONIO FELIPE | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Pedro Cordero, director deportivo del Club Deportivo Tenerife, no tiene una papeleta sencilla esta temporada. El murciano debe confeccionar un proyecto que ascienda en un año a Segunda además de haber tenido que lidiar en todas las salidas, algunas muy complicadas por la cuantía económica de algunos contratos de los jugadores de la pasada campaña, pero necesarias para que la entidad no peligrara debido a las posibles deudas que podían haber generado la no resolución de esos contratos. Habla claro y con la coherencia de alguien que conoce de sobra la Segunda División B.

-¿Le ha resultado demasiado duro su trabajo desde que asumió el puesto de director deportivo del CD Tenerife?

“El volumen de trabajo a lo largo de todo este verano ha sido grande, pero eso es algo que he asumido desde el primer día que llegué a este club. Aún no hemos acabado, pero lo importante, que eran las salidas de los jugadores que tenían contrato del curso pasado están prácticamente finalizadas a la espera de resolver la situación de Antonio Hidalgo con el que esperamos llegar a un acuerdo en los próximos días. Ahora también estamos centramos en los jugadores que nos quedan por traer para que puedan estar con nosotros lo antes posible”.

-¿Ha sentido mucho la presión de llegar a un club que acumula dos descensos consecutivos y que está prácticamente obligado a ascender?

“La presión la asumo como algo normal. Tenerife es así y nosotros asumimos esa exigencia de pelear por el ascenso porque esa exigencia es la que debe tener el Club Deportivo Tenerife. Todo eso lo asumimos de la manera más natural. Lo llevamos muy bien”.

-Muchos le han colgado a usted el cartel de malo de la película al tomar algunas decisiones o, por ejemplo, al no contar con Sergio Aragoneses en un primer momento a pesar de luego recuperarlo para el equipo…

“Desde que he llegado a la Isla he intentado tomar las mejores decisiones posibles para la entidad. Las he tomado libremente y he procurado tener toda la información posible a mi disposición para luego poder actuar en consecuencia con el menor riesgo de equivocarme. La verdad es que no me he sentido ni malo ni bueno de la película, sino honesto con la entidad para la que trabajo y conmigo mismo. Después de un descenso como el sufrido la temporada pasada, era tiempo para la reestructuración y nosotros queríamos a un grupo de personas que estén dispuestas en todo momento a pelear de manera conjunta por un proyecto deportivo común. No queremos que existiera ningún tipo de egocentrismo dentro de la nueva plantilla porque eso siempre es muy negativo para cualquier equipo”.

Pedro Cordero asume la presión “de la mejor manera posible” y cree que el éxito es “cuestión de todos”. | DA

-Imagino que el cartel que puede tener el CD Tenerife en Segunda B habrá provocado que el número de ofrecimientos haya sido importante este verano como, por ejemplo, admitió Antonio Calderón el día de su presentación…

“No ha sido únicamente en el caso de Antonio Calderón, sino que también nos ha sucedido con muchos otros. A lo largo del verano te llaman muchos agentes y te ofrecen a muchos jugadores y a nosotros nos gusta mucho conocer bien el mercado y tener siempre alternativas por lo que pueda suceder. El número de ofrecimientos recibidos es el normal si tenemos en cuenta la gente que quiere estar en Segunda B en un club que tiene una masa social como la que tiene a día de hoy el Club Deportivo Tenerife”.

-¿Se ha adaptado bien a la Isla?

“Perfectamente. Estoy muy a gusto en Tenerife y estoy muy agradecido al presidente y a todos y cada uno de los empleados que me he podido encontrar en el club y que me han hecho muy fácil el trabajo. En el tema de las salidas me he sentido completamente respaldado en todo momento por el abogado del club, por Juan Amador, Nacho Abad… hemos tenido que tomar muchas decisiones y hemos trabajado muy bien en equipo y me siento muy cómodo con este grupo de trabajo. Al final, el éxito se debe al buen funcionamiento del mismo en todo momento”.

-¿Esta temporada podremos ver un equipo que quiera el balón a pesar de militar en una categoría tan complicada?

“Creo que con los hechos se irá viendo poco a poco nuestro estilo y modo de plantear los partidos. Quizás la imagen más aproximada es la de los primeros 45 minutos del encuentro frente a la Unión Deportiva Las Palmas en el partido de vuelta del Trofeo Gobierno de Canarias. Queremos que se vea un fútbol combinativo y también prácticos y algo conservadores fuera de casa si la situación lo requiere porque esta categoría es muy complicada y determinados campos de España son muy difíciles para puntuar”.

-Si las circunstancias económicas se lo hubieran permitido: ¿se habría quedado con muchos futbolistas de los que descendieron a Segunda B la temporada pasada?

“En este tipo de situaciones existe un hándicap muy negativo que es que al producirse un descenso, y con ello no lograr el objetivo requerido y la lógica decepción, poder limpiar la mente de esos jugadores, del club y del entorno del mismo resulta francamente complicado. Los jugadores que hemos firmado esta temporada traen un mayor positivismo y eso al final logra contagiarse a todos para que el ambiente de trabajo sea mucho mejor. Claro que existían futbolistas que me hubiera gustado que se pudieran quedar, pero era absolutamente inviable. Lo principal en ese momento era la cuestión económica y ahora estamos muy satisfechos por haber luchado como grupo y en colectividad ante una situación muy delicada para este club”.