TURISMO >

“Las campañas de promoción nunca son suficientes”

Carlos Martins, en un salón del Gran Melia Palacio de Isora. | DA

JOSÉ L. CONDE | Santa Cruz de Tenerife

El director general del Gran Hotel Meliá Palacio de Isora, Carlos Martins, ha manifestado que las campañas de promoción turística “nunca son suficientes y que hay que ir a más, más y más”. Este establecimiento de lujo, que se encuentra ubicado en Guía de Isora, ha duplicado su plantilla y ahora tiene casi 500 empleados, en dos años.

-¿Cómo marcha la campaña de verano, especialmente en lo que afecta al turismo nacional?

“No nos podemos quejar. Desde el 1 de mayo hasta el 31 de junio hemos estado muy bien, principalmente por la llegada de turistas del mercado de Centroeuropa, pero nos ha fallado muchísimo el mercado nacional. También está el mercado canario, que es importantísimo para nosotros, pero son estancias muy cortas, fundamentalmente de fin de semana. Con referencia al mercado de Centroeuropa ha funcionado muy bien Reino Unido, Bélgica y Holanda. Se han registrado subidas en el mercado ruso. Nosotros confiábamos que el mercado español se mantuviera como el año pasado, pero lamentablemente no ha sido así”.

-El mercado ruso parece que está penetrando en Tenerife. ¿Es consecuencia del cambio de destino por las revueltas en el Norte de África?

“La afluencia de turistas procedentes del mercado ruso es el resultado de una campaña muy fuerte que estamos realizando desde septiembre del año pasado. Es un mercado específico para hoteles de gran lujo y buscan productos definidos como este hotel de la cadena Meliá”.

-¿El Gobierno canario y los sindicatos se han quejado de que ha habido un aumento en la llegada de turistas, que, sin embargo, no ha tenido reflejo en una subida de las plantillas?

“Bueno, de nosotros, creo que no se pueden quejar. Con fecha 1 de mayo de 2010 la plantilla de este hotel era de 220 personas y, en estos momentos, trabajan 495 empleados de media, por ejemplo, en agosto, pero durante el resto del año la cifra llega a unos 475 empleados”.

-Canarias disfruta fundamentalmente de un turismo de sol y playa. ¿Cree que los ayuntamientos invierten lo suficiente en la mejora de las playas y en su entorno?

“Para ser muy sincero creo que aquí, en esta área del Sur, necesitamos más inversiones, no solamente en playas, sino en infraestructura y en todos los centros urbanos. Aquí necesitamos muchos más apoyos. Cito como ejemplo los traslados desde el aeropuerto del Sur hasta aquí, que son muy complicados. No nos permiten colocar señalizaciones. Lo llevamos pidiendo desde el año pasado y nada. Tenemos clientes que llegan al Reina Sofía, cogen un coche y no consiguen llegar al hotel. No hay ninguna indicación al respecto”.

-¿El sector hotelero participa lo suficiente en las decisiones y en las campañas de promoción del Gobierno de Canarias?

“Yo vengo de una experiencia de turismo en Portugal y en Madeira, que es un destino competencia de Canarias, y me gustaría comentar que me quedé sorprendido, positivamente, de lo que se hace en Canarias. La forma como se trabaja el turismo aquí es la correcta, que es la que nosotros defendemos para Madeira desde hace años y también para el sur de Portugal, pero no hemos conseguido que se implante”.

-¿Son suficientes las campañas de promoción del turismo en la ferias de Berlín, Londres y Madrid?

“Nunca son suficientes. Tenemos siempre que ir a más, más y más. Lo que se hace en Canarias es positivo y hay que seguir esta línea en el futuro”.

-¿Cuál es el perfil del cliente de los hoteles Meliá?

“Este es un Gran Hotel Meliá. Ahora trabajamos bajo la denominación Meliá Hotel Internacional, pero esta marca de gran hotel es un perfil de cliente de clases media alta, con dinero para gastar, bien formado, bien instruido, que quiere disfrutar de unas vacaciones en un establecimiento como éste, con diversos restaurantes, con spa, un poco lejos de todo y que no sean reconocidos. Son de perfil alto. Los demás hoteles Meliá en Canarias son establecimientos Sol, una marca diferente al Meliá, y hay otro que funciona bajo la oferta todo incluido”.

-¿Qué ofrece la cadena Meliá que no tengan otras cadenas?

“Creo que tratamos de ofrecer servicios distintos. Para el Gran Hotel buscamos algo específico. Creamos un servicio que es Red Level, servicios de guante rojo, que es algo que nos diferencia. El cliente recibe todo tipo de atenciones las 24 horas al día por un equipo que está permanentemente para cumplir ese objetivo. Tenemos seis restaurantes, uno de ellos el Calima, a cargo de Dani García; más cuatro bares, una discoteca, etcétera. En estos momentos estamos renegociando la continuidad del Calima y, si no va, crearemos una marca propia. Ahora todos los restaurantes tiene un gran nivel”.

-¿La cadena tiene previsto ampliar su negocio en Canarias?

“La familia Escarrer no para. Estamos abriendo un promedio de un hotel a la semana y Canarias, por supuesto, no será un destino olvidado por el señor Escarrer, que está constantemente informado de lo que pasa en el Archipiélago y, por supuesto, si hay una oportunidad se aprovechará”.

-¿Qué opinión le merecen las ofertas de todo incluido?

“Es un servicio más. Existe una demanda de los turoperadores y algunos nichos de mercado, particularmente del mercado de Reino Unido, que busca el todo incluido y no podemos, de ninguna forma, rechazar una demanda como ésta. Nosotros proponemos, y estamos trabajando con turoperadores, para un modelo diferente. Damos una pensión completa pero el cliente siempre puede elegir si cena dentro o fuera del hotel. Hay que dar oportunidad al cliente para conocer los alrededores del establecimiento”.

-¿Considera que hay que bajar las tasas del Sur como demandan las compañía aéreas que se ven obligadas a aterrizar en el Norte?

“También hay problemas en Los Rodeos, que cierra muchos días por la niebla, lo que también complica la situación. Hay que apoyar para que regresen los vuelos charters y una forma es darles bonificaciones”.